Argamasilla de Alba retomó, el pasado domingo 14 en el Centro Cultural “Casa de Medrano”, con el escritor Benjamín Prado, los encuentros con autores de reconocida trayectoria y prestigio, que venía organizando a lo largo del año el Grupo Literario Aldaba, con la colaboración de la Concejalía de Cultura, los cuales tuvieron que ser aplazados con la irrupción del coronavirus.

El concejal de Cultura, José Antonio Navarro, tras agradecer a Benjamín Prado su presencia en Argamasilla de Alba, dio la enhorabuena “a todos y cada uno de los miembros del Grupo Literario Aldaba”, por retomar la actividad y sacar adelante este encuentro tras el periodo vivido con la pandemia.

“Aldaba no solo lleva muchos años trabajando por la cultura en Argamasilla de Alba, y con bastante acierto desde mi punto de vista, sino que cada vez se van superando; cada vez que vamos a un acto de Aldaba vamos pensando en qué nos van a ofrecer esta vez…, y hasta ahora no nos han defraudado”, aseveró Navarro.

María José Lara y Francisco José Romero abonaron y labraron, con su preludio y presentación, respectivamente, un terreno del que brotó y creció una amena, interesante, y en varias ocasiones, divertida charla. Los asistentes pudieron conocer un poco más de la vida y experiencias que han llevado a Benjamín Prado hasta lo que es hoy, sin profundizar en su obra, por la que pasó superficialmente dejándola para descubrimiento de los lectores, y narrando algunos de los más interesantes encuentros y “aventuras” con grandes personalidades de la literatura como Rafael Alberti, al que Prado considera uno de sus maestros, junto a Bob Dylan, en la forma de entender la vida y la literatura, más que en el estilo a la hora de enfrentarse a la hoja en blanco.

Benjamín Prado destacó: “Me gusta mucho el nombre de este colectivo, Aldaba, porque es una cosa que se utiliza para llamar a las puertas y yo entiendo la poesía y la literatura en general, justamente de esa manera, como una llamada, como una conversación. Para mí el libro es una puerta que va a dar a otros libros, pero que también va a dar a la casa de los lectores”.

En esta línea, señaló: “Me emociona mucho pensar que ese libro mío va a formar parte del paisaje doméstico, va a estar en vuestras casas, lo vais a ver por la mañana mientras desayunáis… eso me parece muy emocionante, por lo que uno tiene que guardar mucha gratitud por la gente que quiere leer tus libros”. Una afirmación en la que está muy presente el consejo que un día le dio Alberti: “Tómate siempre muy enserio tu obra y muy en broma a ti mismo”.

Previamente al encuentro, Benjamín Prado fue invitado por el concejal a firmar en el libro de visitas ilustres de la Casa de Medrano, para ello, el escritor, junto al concejal y varios integrantes de Aldaba, bajaron a la cueva de Medrano, conocida como la prisión de Cervantes donde engendró el Quijote, para que dejase su impronta en el libro, en esta ocasión, en forma de autorretrato, “os he dejado a mí mismo”, subrayó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here