Un estudio comparativo de 24 familias de productos de alimentación y droguería realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) apunta que los productos certificados como ecológicos o con la denominación “eco” o “bio” cuestan, de media, tres veces más (un 216% más, en concreto) que sus equivalentes de marca blanca; y casi el doble (un 77% más) que los de marca líder.

Los resultados, publicados en la revista Compra Maestra de noviembre, revelan que las mayores diferencias de precio se dan en productos de higiene y cuidado personal, como los geles de ducha y los jabones en pastilla, pero también en algunos de alimentación como los yogures o el arroz. Aunque al mismo tiempo es posible encontrar productos ecológicos con precios más ajustados, más similares a sus equivalentes, como el detergente líquido para lavadora o las pastillas todo en 1 para lavavajillas.

Las diferencias de precio también dependen de la tienda: los productos ecológicos de Lidl, Aldi y Carrefour son un 50% más baratos, de media, que los que venden Merkabio y Herbolario Navarro, dos tiendas especializadas que a cambio ofrecen una mayor variedad de marcas. Dentro de las cadenas ecológicas destaca Véritas por su amplia oferta a precios más ajustados. Por el contrario, dos de las mayores cadenas de España, Mercadona y Día, apenas ofrecen productos ecológicos, por lo que no se ha podido valorar sus precios. 

Con el fin de promover un consumo más ético y sostenible, OCU solicita un IVA superreducido del 4% para los productos ecológicos, por cuanto favorecen la biodiversidad, limitan la contaminación de los ríos y acuíferos con fertilizantes y pesticidas, al tiempo que promueven el empleo local, entre otros muchos beneficios. Y es que la sostenibilidad es una necesidad, no un lujo. En la misma línea, la organización solicita un nuevo etiquetado europeo de sostenibilidad que indique el grado de compromiso ecológico, social y económico de cada producto. Al tiempo que insiste en el impulso de acciones de información y educación que ayuden a combatir el cambio climático, tal y como se recoge en la campaña ‘Cámbiate al verde’.

Al mismo tiempo, OCU anima a los consumidores a modificar algunos de sus hábitos de compra en favor de un consumo más sostenible: Priorizar los productos locales y de cercanía; Elegir productos de temporada; Reducir el consumo de carne y lácteos; Evitar el sobreenvasado en favor de los productos a granel; y, en la medida de sus posibilidades, tratar de adquirir productos ecológicos, sobre todo los que no son mucho más caros que sus equivalentes, como los detergentes y productos de limpieza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here