Pantalones largos, gorros, guantes, bufandas, abrigos y hojas de los árboles caídos. El frío ya está aquí y esto es una realidad. Con la bajada de las temperaturas, ya no solo hemos vuelto a sacar la ropa de invierno del armario, sino que también tienen su protagonismo todos aquellos elementos que nos ayuden a solventar un poco más el frío.

Desde la clásica manta que nos cubre hasta las batas o los calcetines gordos. En todo este proceso, hay un aparato del hogar que pasa a convertirse en nuestro «amigo», y son los calefactores. Por ello, el supermercado Lidl ha puesto a la venta un Calefactor 2000 W, con una práctica asa en la parte superior y que es ideal para utilizar como fuente de calor adicional.

Este aparato, que funciona enchufado a la red eléctrica, también puede usarse como ventilador, por lo que sus funciones permiten dar calor en invierno y frío en verano. Con un sistema de regulación continua de la temperatura y con protección contra vuelco y sobrecalentamiento, su compra está disponible por 12,99 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here