El ‘president’ de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, ha rechazado la reunión de este lunes entre los presidentes de Murcia y Andalucía, los ‘populares’ Fernando López Miras y Juanma Moreno, para hacer un frente común contra el cierre del trasvase Tajo-Segura.

«El agua no puede ser motivo de confrontación ni enfrentamiento. No vamos a participar en ningún aquelarre», ha defendido en rueda de prensa, justificando su decisión de no sumarse a este encuentro al que le invitaron el viernes, por lo que cree que «tampoco había mucho interés» en que participara.

Para Puig, el agua no se puede defender a través de «una especie de identitarismo que finalmente no genera soluciones», sino a través del diálogo con los regantes. «Estaremos siempre defendiendo sus derechos», ha prometido tras recordar las «guerras del agua sin ningún resultado» de anteriores gobiernos del PP.

Aunque ha asegurado que «el trasvase a día de hoy es irrenunciable», cree que hay que sumar «todo tipo de recursos para garantizar agua para siempre». Y hacerlo «desde una visión moderna y atendiendo a todos los intereses».

«La demagogia, venga de donde venga, la confrontación o el identitarismo, no es el camino adecuado», ha avisado, por lo que ha garantizado que él no entrará en nada que «propicie el enfrentamiento desde el partidismo».

Puig, ante las críticas del presidente de la Diputación de Alicante y del PP provincial, Carlos Mazón, ha insistido en que la Generalitat mantiene un «diálogo permanente» con los regantes valencianos y ha rechazado entrar en «guerras que no llevan a nada porque ya hubo muchos episodios en el pasado y todos recordamos para qué sirvieron».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here