La última semana de julio comenzará con chubascos intensos y tormentas con granizo en la mitad este de la Península y posteriormente llegarán varias jornadas plenamente veraniegas, aunque terminará con temperaturas algo más bajas de lo normal para la época, sobre todo en la mitad norte, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha precisado que el fin de semana las temperaturas en general experimentaron un descenso con respecto a los días anteriores pero aún hubo puntos con calor notable, sobre todo en los tercios sur y este de la Península.

Por ejemplo, ha indicado que las máximas llegaron el sábado a 43 grados centígrados (ºC) en Málaga y se superaron los 40ºC en puntos de Mallorca.

Pero la despedida de julio estará marcada por el ambiente inestable a consecuencia del paso de una vaguada sobre la Península que se desplazará de oeste a este y que favorecerá que este lunes haya chubascos tormentosos fuertes o muy fuertes en la mitad este peninsular. En particular, Del Campo pide «mucha precaución» sobre todo en el sureste de la Península, sur de Aragón y norte de Cataluña, donde se esperan las precipitaciones más intensas.

Advertisement

No obstante, a partir del martes espera que vuelva el tiempo «plenamente veraniego» con temperaturas que subirán y con las precipitaciones acotadas al extremo norte peninsular.

Entre las 09.00 horas del domingo y las 09.00 horas del lunes, es decir el día pluviométrico del 25 de julio, hubo chubascos torrenciales en el entorno del sistema Ibérico, especialmente en las provincias de Teruel y Castellón, y este lunes, habrá precipitaciones en el norte de Galicia y en el Cantábrico, donde serán débiles. Pero al desplazarse hacia el área mediterránea la vaguada se topará con un aporte de humedad procedente del Mediterráneo y esto dará lugar a chubascos en buena parte de la mitad oriental peninsular.

Estos chubascos serán localmente intensos en Pirineos, nordeste de Cataluña, sur de Aragón, en la Comunidad Valenciana, en la Región de Murcia y extremo oriental de Andalucía, principalmente en la provincia de Almería.

El portavoz no descarta algún chubasco, también intenso en otras zonas de la mitad oriental peninsular, ni tampoco se pueden descartar estos chubascos fuertes en el oeste de Baleares. Esto ha motivado el aviso de riesgo importante (naranja) en zonas de las regiones mencionadas, ya que podrían caer por allí más de 30 o 40 litros por metro cuadrado en una hora, por lo que recomienda extremar la precaución, sobretodo en proximidades de cauces o ramblas que normalmente bajan secas pero que con estas cantidades «pueden cargarse de agua con rapidez».

Mientras, en la mitad oeste el ambiente será más tranquilo, con cielos que en general estarán poco nubosos y sin lluvias.

Del Campo explica que «con tantas nubes» las temperaturas descenderán en la mitad oriental, y lo harán de forma notable en el sureste, al tiempo que subirán en la mitad occidental. Las máximas superarán los 35ºC en el Bajo Guadalquivir.

El martes y el miércoles volverán a dominar el panorama meteorológico las altas presiones y los cielos estarán poco nubosos o despejados, excepto en el norte de Galicia y en las comunidades cantábricas. Allí, los cielos estarán más cubiertos y habrá algunas lloviznas por las mañanas.

Crecerán asimismo las nubes de evolución diurna en Pirineos, donde se producirán chubascos tormentosos por la tarde que podrían alcanzar cierta intensidad. Del mismo modo, el portavoz espera algún chubasco en el entrono del sistema Ibérico y respecto a las temperaturas, prevé que se recuperen el martes y el miércoles, por lo que se volverá a hablar de calor, especialmente en la cuenca del Ebro, zona centro y mitad sur de la Península donde se superarán los 34 o 35ºC e incluso en el valle del Guadalquivir llegarán a 38ºC.

Por la noche las mínimas no bajarán de 20ºC en el valle del Guadalquivir y en todo el litoral Mediterráneo en amplias zonas de Extremadura, en el este de Castilla-La Mancha y sur de la Comunidad de Madrid, incluida la capital.

Del Campo espera que el jueves y el viernes la situación meteorológica siga sin cambios significativos, es decir con cielos poco nubosos en general, excepto en el extremo norte, donde puede haber alguna lluvia. Las temperaturas serán algo más altas y se podrán alcanzar o superar los 40ºC en puntos de la mitad sur peninsular.

No obstante, de cara al fin de semana el portavoz pronostica que el viernes comenzará un descenso de las temperaturas en los dos tercios norte y oeste en la Península a consecuencia de la llegada de aire atlántico más fresco. El descenso térmico tendrá continuidad el fin de semana hasta situarse en valores más frescos de lo normal para la época del año, sobre todo en la mitad norte, aunque aún continuará el calor en el tercio sur durante el fin de semana.

Por otro lado, respecto al archipiélago canario, el portavoz ha informado de que la semana comenzará en las islas con vientos alisios que soplarán con intervalos muy fuertes y que incluso podrán superar los 80 kilómetros por hora en La Gomera, Tenerife y Gran Canaria que no perderá intensidad hasta el miércoles.

A partir de ese día perderán intensidad y las temperaturas experimentarán un ascenso progresivo, de modo que de cara a la segunda mitad de la semana en el archipiélago tendrán unos días más cálidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here