La coordinadora de Cs en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, ha urgido al Parlamento autonómico y al presidente de la Comisión de Estudio de los efectos del COVID en la región, Fernando Mora, a convocar por fin esta herramienta parlamentaria creada expresamente para analizar la pandemia en la región, un trabajo que a su juicio debe comenzar de manera inminente de cara a poder contar con un informe de conclusiones en los meses de verano.

Tras advertir que hay un gran número de ponentes convocados para comparecer en este órgano, se ha mostrado confiada en que el trabajo de los grupos parlamentarios permita un desarrollo dinámico de las intervenciones.

Además, ha avisado de que, aunque Aurelia Sánchez ya no es consejera de Bienestar Social, está citada a comparecer y no renunciarán a su paso por el Parlamento castellanomanchego para dar cuenta de su informe de gestión en las residencias de mayores durante la pandemia.

Sobre Sánchez, ha otorgado un «muy deficiente» como calificación total tras su paso por la Consejería de Bienestar Social. «No la hemos visto en toda la pandemia y las residencias se han convertido en ratoneras. Puede que se la hayan querido quitar de encima mandándola al Senado, pero pediremos su comparecencia».

17 REGIONES, 17 MODELOS

De cara al fin del estado alarma, ha insistido en la necesidad de por fin contar con unas reglas del juego a nivel nacional, ya que lo previsible ahora será «que haya 17 modelos en 17 regiones» por culpa de un Gobierno estatal que «va a tirar la pelota en el tejado» de las comunidades autónomas.

En este punto ha recordado que el virus está «en cualquier región» y por ello «las medidas a adoptar deberían ser a nivel nacional y acorde con lo que digan los expertos».

Todo ello «bajo directrices técnicas» y siendo «un poco más serios», con protocolos específicos a tenor de la incidencia acumulada en cada momento para saber, casi de forma matemática, a qué atenerse en cada territorio en función de sus estadísticas. Además, haciendo compatible la contención del virus con «salvaguardar empleos y economía».

LAMENTA EL «RUIDO» Y SE REIVINDICA COMO «POLÍTICA ÚTIL»

Carmen Picazo ha mostrado su pesar por el hecho de que la pandemia haya servido para generar más «ruido» político en cuanto a la forma de actuar de otros partidos donde no circunscribe a Ciudadanos.

Según ha dicho, el ciudadano ya está acostumbrado «a lo tosco y al debate bronco» que es lo que al final «sale en los titulares» y no sin embargo a «las unanimidades o los acuerdos de los grupos parlamentarios», algo que es «muy triste».

«Nosotros tenemos muy claro que si estamos aquí es para trabajar por la ciudadanía, por los castellanomanchegos», ha reivindicado la líder de Ciudadanos, quien ha recordado algunos de los hitos impulsados por su formación recabando unanimidades, como sus propuestas en favor de los pacientes de enfermedades raras, algo «gratificante».

Dentro de los avances protagonizados por su labor pese a estar en la oposición, ha recordado el Pacto por la Reconstrucción suscrito con el PSOE y el Gobierno de Castilla-La Mancha, de donde, según precisa, Cs ha conseguido arrancar al Ejecutivo aspectos como reforzar la Atención Primaria, leyes por unanimidad o más millones en ayudas directas para los sectores más afectados.

«La pandemia nos debería haber unido a todos los partidos políticos, que estamos aquí para poner medidas encima de la mesa, y no para pelearnos, ni para gritar, ni para aumentar más los extremismos», ha señalado.

Además, sobre el pacto, ha avisado de que Cs estará «muy vigilante» ya que aún «le falta mucho cumplimiento», algo que achaca a lo «remolón» del Gobierno.

De momento, como calificación provisional, Carmen Picazo asegura que la Junta «tiene que ir a recuperación en septiembre» para ver si, finalmente, consigue aprobar con las premisas diseñadas en este pacto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here