La portavoz de Cs en las Cortes de Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, ha cargado contra el «inconformismo» que a su juicio ejerce el presidente regional, Emiliano García-Page, al tiempo que ha erigido a su formación política como «alternativa» al bipartidismo, llamando a la ciudadanía a protagonizar la «revolución de los liberales» para dar la vuelta al Ejecutivo autonómico.

Ha sido durante la intervención final en el debate general previo a la votación del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para el próximo año, una intervención en la que Picazo ha hablado de «régimen socialista fracasado, con mayoría absoluta pero que no es beneficioso, que con su régimen económico la ha colocado como líder en desempleo femenino, subida IPC o listas de espera».

«Pero esta región no merece extremos, merece reformismo, no conformismo; merece una alternativa, y no una alternancia; merece un cambio, y no un recambio. Por eso nosotros, los liberales, hemos traído una hoja de ruta para el futuro», ha aseverado.

Con estos datos, «el PSOE dice que Castilla-La Mancha va bien», ha dicho haciendo un «guiño al señor Aznar», algo que ha rebatido asegurando que no es cierto, toda vez que la Comunidad Autónoma «no va bien».

  • Vinícola de Tomelloso

CS NO TRAGARÁ CON SU TRIUNFALIMO

Por ello, la coordinadora de la formación naranja en la región ha pedido ser «inconformistas», y Cs lo es, razón por la que «no puede aceptar este modelo ni los resultados que da».

«No vamos a tragar con este triunfalismo, porque los datos están ahí. Es bochornoso decir que Castilla-La Mancha va bien. Este presupuesto refleja la visión que ustedes tienen de su política, de su modelo, un modelo total y absolutamente conservador», ha lamentado la líder regional de Cs.

Y es que, a renglón seguido, ha criticado que la región es «la tercera de España en abandono escolar» y tiene «infraestructuras propias del siglo pasado» mientras el Gobierno del PSOE «no hace nada».

Tampoco «apuesta por la innovación», ni por el trabajo estable, ni por el hecho de que haya «mujeres rezagadas en su profesión» porque el Gobierno «no cree en la conciliación».

ATAQUE A LA PROVINCIA DE CUENCA

La España Vaciada ha sido otra de las batallas que Picazo ha querido dar desde el estrado, hablando, por ejemplo, del «ataque» a la provincia de Cuenca permitiendo que se elimine el tren convencional.

Por tanto, «cuanto mejor le va al PSOE, peor le va a Castilla-La Mancha», con un «falso liderazgo» de Emiliano García-Page, que «va de moderado» en la región y se cambia de chaqueta cuando interlocuta a nivel nacional.

Algo a lo que ha sumado el «triunfalismo» del Ejecutivo autonómico, recordando los «enfrentamientos continuos», los «malos datos de los primeros meses» y las «experiencias de las familias que nunca olvidarán» el paso de la pandemia.

Ha sido en este punto en el que ha reparado en la no convocatoria de la Comisión COVID en las Cortes de Castilla-La Mancha, un foro al que se comprometió el Gobierno pero ahora «está faltando a su palabra».

La región ahora «necesita una alternativa» que en todo caso «no puede estar en la bancada de los otros conservadores, los del PP», que «creen que gobernar Castilla-La Mancha pasa por gobernar con la extrema derecha».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here