El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha agradecido “de corazón” el esfuerzo de toda la comunidad educativa por haber conseguido que este curso 2020/2021 no haya sido un “año perdido, un año de frustración”.

“Todo ha funcionado muy bien en un año más preocupante que nunca, en el que todo el mundo estaba con la lupa puesta”, ha afirmado García-Page en un mensaje en redes sociales, reconociendo que este agradecimiento no lo transmite todos los años, pero éste sí que era importante hacerlo.

A los docentes, trabajadores de la comunidad educativa, a los padres y madres y a los alumnos, les ha agradecido que hayan contribuido a no detener el progreso y que hayan ayudado “a toda a la sociedad a entender hay que aguantar y resistir”, porque “tiene que funcionar lo elemental”.

Al hilo de esta reflexión, ha señalado que la sociedad se ha enfrentado a la pandemia sin renunciar a la formación presencial, porque “se transmiten más valores mirándonos a los ojos o abrazándonos”, y eso, a su parecer, “tienen un valor inmenso”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here