El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, cree que hoy España se ha ganado el derecho a tener optimismo y a perder el miedo sin renunciar a la prudencia frente a esta pandemia y atribuye el éxito a la «autoestima colectiva» porque «el país se marcó objetivos y los ha bordado», y «eso va a permitir celebrar con esperanza la salida de esta crisis».

Para García-Page está claro que esta crisis se ha abordado con «mucho mimo, cariño, tacto humano y con mucho miedo». «Y hoy nos hemos ganado el derecho a tener optimismo», ha dicho tras unir esta esperanza en la salida de esta crisis con la del desempleo, que en agosto ha alcanzado niveles esperanzadores tanto en Castilla-La Mancha como en España.

Además, se ha mostrado convencido de que más allá de ruidos ha habido colaboración entre el Gobierno central y las comunidades autónomas. «El estado de las autonomías y el sistema sanitario no ha sido un impedimento sino diecisiete aceleradores para poder decir que en ocho meses hemos vacunado a toda la población que queríamos».

Ante la presencia también de Araceli Hidalgo, la primera persona vacunada en toda España, y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el líder de la región ha recordado como con Araceli empezó la «operación de salud pública masiva» más importante de este país que se recuerda y «lo hizo precisamente en Guadalajara -ha dicho-«, resaltando de esta mujer no solo su optimismo y alegría sino su sonrisa en este proceso, y la importancia que tuvo para que fuera acogida la vacunación de otra forma.

Así, el presidente de Castilla-La Mancha ha dado las gracias públicamente a Araceli por su reacción tras ser vacunada, porque su reacción y la sonrisa y optimismo que le puso «fue terapéutico».

En todo caso, aunque para García-Page no se puede hablar de celebración pese a haberse alcanzado el objetivo de vacunación del que muchos se reían hace unos meses ya que ha habido fallecidos de por medio y pesa aún el dolor por la gente a la que no se ha podido ayudar, pero si ha hablado de «gratitud y de éxito colectivo». «En democracia los éxitos son colectivos y los fracasos son de los gobiernos y lo tengo asumido», ha precisado.

El presidente sí ha reconocido que él mismo se ha planteado en alguna ocasión en qué condiciones se hubiera abordado la crisis sanitaria presentada de forma imprevisible con el sistema sanitario que había años atrás y ha apuntado que en esos años, en vez de 70% de vacunación había un 70% de despidos y de paralización de obras. «Aquí se suprimieron hasta las pruebas del talón para los recién nacidos», ha apostillado, admitiendo además que hubiera sido distinto en ese contexto abordar esta crisis sanitaria.

Para García-Page está claro que esta crisis se ha abordado con «mucho mimo, cariño, tacto humano y con mucho miedo», y «hoy nos hemos ganado el derecho a tener optimismo», ha apuntado convencido de que esto se debe a todos.

El líder regional ha subrayado que, en su opinión, esta recuperación será más rápida de lo lógico porque cree que «simplemente, se ha respondido». «Seguramente -esta vacuna- nos ha vacunado también contra el virus de los recortes», ha apostillado, resaltando el papel de todos los profesionales ante esta pandemia.

Por último, para García-Page cree que la sociedad se ha ganado ya el derecho a no tener miedo y ha apuntado que eso se a ver ya en la recuperación económica y espera que también en los niveles de cordialidad política. «La reacción del sistema sanitario y de protección social va a dar también garantía y esperanza económica», ha concluido, convencido de que todo va de la mano.

ALBERTO ROJO DEFIENDE INVERTIR EN SANIDAD PÚBLICA

De su lado, el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha tenido un recuerdo especial para todos las personas que han perdido la vida por el coronavirus, para la sociedad en general por su comportamiento «ejemplar» en estos momentos «tan duros» y para los miles de trabajadores que han logrado que el país no se haya parado en lo fundamental, especialmente el sector público.

«Si hoy estamos en este punto es porque nuestro sector público es sólido, especialmente nuestro sistema sanitario. Por eso hoy somos uno de los grandes países del mundo líderes en vacunación», ha subrayado tras asegurar que Guadalajara es también una ciudad en la que la vacunación avanza «a muy buen ritmo».

«La pandemia demuestra algo que muchos siempre defendimos, es la necesidad de invertir, invertir e invertir en la sanidad pública», ha concluido tras recordar la próxima apertura del nuevo Hospital Universitario en la capital alcarreña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here