El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha reivindicado la importancia de las fiestas populares de los pueblos de la región como motor económico en las zonas rurales, prometiendo su trabajo en el caso de llegar a gobernar la Comunidad Autónoma para, de la mano de los alcaldes y ayuntamientos, defenderlas y blindarlas.

En una visita a la localidad toledana de Cervera de los Montes que este lunes celebra San Roque, Núñez ha abundado en que las fiestas populares en la región son importantes no sólo por lo que representan sino por el hecho de que la actividad cultural, de ocio o taurina gana peso, fundamental para la economía de las pequeñas empresas rurales y para el entorno donde se celebran.

Es por ello que el PP quiere «apostar por los festejos populares», razón por la que si el llega al Gobierno no quiere dejar «solos» a los alcaldes y ayuntamientos.

«Crearé una red indisoluble para que los alcaldes nunca estén solos. Cuando sea presidente de Castilla-La Mancha, nuestros autónomos y pymes sabrán que estaré con ellos», ha dicho Núñez, que también se ha comprometido a trabajar para que el precio de la luz no sea un problema para los usuarios.

Por contra, «Emiliano García-Page y su Gobierno siguen desaparecidos, la luz por las nubes y las familias sin poder llegar a fin de mes».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here