Los hornos siguen siendo imprescindibles para todo tipo de preparaciones: pizzas, pollo asado, pescados enteros o repostería; más ahora si cabe, según se acercan las fiestas navideñas. La buena noticia es que puede renovarse por menos de 300 euros, según un análisis de 28 hornos realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Algunos de los destacados son:

AEG BPS331120M. Precio: entre 239 y 450 euros. Volumen útil: 66 litrosDestaca por sus buenos resultados en cocción y en la precisión de la temperatura; además dispone de la función de limpieza pirolítica, tiene carriles telescópicos y sistema de bloqueo de la puerta. En su contra, que tarda unos 15 minutos en precalentarse.

Advertisement

IKEA Matälskare. Precio: 229 euros. Volumen útil: 64 litros. Buenos resultados en cocción, especialmente en repostería. Además, es uno de los hornos más rápidos en precalentarse (apenas 5 minutos) y consume muy poca electricidad. Puntos débiles: carece de limpieza pirolítica, sistema de bloqueo de la puerta y carriles telescópicos.

Los resultados, publicados en la revista Compra Maestra de noviembre, revelan grandes diferencias de precio, de hasta 500 euros entre los distintos modelos y de hasta 200 euros para un mismo aparato según la tienda. Los más caros suelen incluir programas específicos de horneado, carriles telescópicos para facilitar la colocación y retirada del alimento, así como la función de limpieza pirolítica, que calienta el horno a 500 ºC hasta convertir en cenizas los restos de grasa incrustada. Aunque un mayor precio no siempre garantiza mejores resultados: la velocidad de precalentamiento varía entre 5 y 15 minutos según el modelo; mientras que la temperatura indicada puede quedarse corta, hasta 12 ºC, lo que sin duda afecta a la preparación de los platos, sobre todo en repostería.

Atención Primaria JCCM

En el caso de que haya niños pequeños en casa y para evitar sustos, OCU recomienda adquirir un horno que permita bloquear la puerta. En este caso tampoco está de más que sea un modelo pirolítico, ya que entonces la puerta queda especialmente aislada del calor.

En cuanto a su consumo, resulta aceptable: en un hogar donde se use cuatro veces por semana (para preparar pizza, pollo, pescado y un bollo), su peso en la factura eléctrica suma cuatro euros al mes. Un euro menos si no tiene limpieza pirolítica, que es lo que consume esta función cada vez que se usa.

Advertisement

Para acceder al listado completo de hornos recomendados, haz clic aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here