Aunque la ola de calor comienza a remitir este lunes, el viñedo castellanomanchego ya está empezando a sufrir las consecuencias de las altas temperaturas y de la falta de agua según ha denunciado la formación agraria Asaja, quien en voz de su secretario general, José María Fresneda, ha alertado de que por el momento se ha adelantado una semana la recolección de las variedades más tempranas como chardonnay, sauvignon blanc o moscatel, entre otras.

«El calor de la última semana afecta negativamente a la uva, la daña y, en estos días, ya hemos visto aumentar el contenido en azúcar, hasta tres y cuatro grados Baumé en estas variedades», obligando a los viticultores a adelantar la vendimia para recolectar las uvas en su momento óptimo, ha detallado Fresneda, según informa la formación en nota de prensa.

Advertisement

Aunque la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) desactiva este lunes el aviso rojo (riesgo extremo), todavía se mantienen temperaturas significativamente altas en gran parte de la región y sin previsión de lluvias. Tantos días de calor, ha asegurado el secretario general, «no solo afecta a las variedades tempranas, sino también a todo el viñedo en general, tanto al secano como al regadío.

De hecho, ya se está dejando notar una bajada en los rendimientos de producción en blancos y también en tintos y, consecuentemente, «mermará la producción final».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here