El Gobierno de Castilla-La Mancha va a publicar el próximo lunes, 23 de agosto, nuevas medidas a aplicar en las residencias de mayores de la región después de que el Tribunal Supremo avalara este jueves al Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha que denegó obligar a hacer pruebas de COVID a empleados de estos centros.

Tal y como han precisado fuentes de la Administración regional, el Ejecutivo castellanomanchego trabaja en la elaboración de estas nuevas directrices, que serán publicadas previsiblemente en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM).

En esta misma línea, la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha señalado este viernes que el Gobierno de Castilla-La Mancha, «como no podía de ser de otra manera», acata las decisiones que adopte cualquier tribunal y no va a cuestionar ninguna decisión que venga de un juez.

Este jueves la Sala de Vacaciones del Tribunal Supremo (TS) desestimó este jueves el recurso presentado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha contra el auto del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la región, de 9 de agosto, que denegó la medida obligatoria para todos los trabajadores de las residencias de mayores de someterse a pruebas periódicas de diagnóstico de infección por COVID.

En nombre del Consejo de Gobierno, Rodríguez ha señalado que la decisión «se adoptó como medida preventiva y para reforzar la seguridad en los centros de mayores», y ha recordado que además se establecieron otras medidas para garantizar la seguridad de los mayores en los centros residenciales.

Asimismo, ha apelado a la responsabilidad de todos (trabajadores, mayores y familias) para que sean responsables y comedidos. Por último, ha alabado el saber estar de los mayores, que «han sido un ejemplo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here