La felicidad y la calidad de vida de los castellanomanchegos y los madrileños se ha visto menos condicionada por el COVID durante 2021, un dato que se extiende al resto del país, aunque en menor medida, donde el coronavirus ha tenido en torno a un tres por ciento de efecto negativo.

Son algunas de las conclusiones que este año arroja el Informe 2021 sobre Felicidad y Calidad de Vida de los españoles, que refleja una bajada del indicador de felicidad de casi dos puntos, 1,6, quedándose en un 75,5 por ciento.

«En la zona centro tenemos menor efecto negativo en cuanto al COVID y mayor efecto positivo en cuanto a la institución familiar, que es el principal factor para conseguir la felicidad de los ciudadanos», explica su autor, el catedrático de Economía aplicada y profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha, Víctor Raúl López.

«Somos menos felices después de todo lo que ha ocurrido, pero tampoco tanto como se esperaba, el indicador completo ha bajado en torno a dos puntos, no es casi nada, de hecho, comparativamente, hemos avanzado en el ranking» explica, para destacar la «alta resiliencia» de los españoles. «A pesar de todo, no estamos tan bajos como se podría esperar después de lo que hemos sufrido».

En este sentido, el estado de ánimo de los ciudadanos del centro peninsular se ha visto menos afectado por la crisis sanitaria, al no haber sufrido tanto las consecuencias tras la segunda y la tercera gran ola.

«La zona centro no se vería tan afectada, tal vez, por la forma de entender el COVID y de salir de él. Recordemos que el estudio está realizado en torno a la primavera del 2021, cuando ya ha pasado la segunda ola y la tercera, donde la situación del centro no fue tan grave como en la zona norte, que tenían los peores medidores de la presión que ha supuesto el COVID», ha dicho.

Plan Adquisición de Viviendas

Según señalaba el catedrático, para el estudio se ha realizado una macroencuesta nacional con 908 respuestas conseguidas, estructuradas en cuatro zonas; centro, norte, levante y sur, y cerca de 25 preguntas, que versan desde la satisfacción con la vida hasta con el entorno, con la sostenibilidad, el área de residencia y el área de trabajo, donde lo que prima es el desarrollo profesional.

«Los factores que condicionan fundamentalmente la calidad de vida, además de la institución familiar, serían el tema del ocio, el deporte y la cultura y, por supuesto, el desarrollo personal dentro del trabajo. A los españoles no les preocupa tanto el tener trabajo, sino que su trabajo les enriquezca como persona».

Advertisement

El informe, que se realiza por segundo año consecutivo, busca así generar y extraer cada vez más información sobre el estado anímico y la felicidad de las personas, por ello este año han introducido un nuevo concepto, el del teletrabajo, que habría afectado negativamente a dos de los sectores esenciales: la educación y la sanidad.

«El teletrabajo es algo que no se ve bien desde los sectores de la educación y la sanidad, los propios empleados no quieren o no están a favor de realizar teletrabajo siempre que se pueda hacer presencial», apuntaba López.

Advertisement

El informe se ha implantado este año también en Rumanía y el objetivo es continuar con él y poder seguir avanzando en esta área de conocimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here