Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado entre el 2 y el 8 de agosto a un total de 154.041 conductores, de los que 2.945 dieron positivo en alcohol y/o drogas, lo que supone que 420 conductores fueron detectados cada día al volante tras haber consumido alcohol y/o drogas, 30 menos que en la campaña anterior llevada a cabo el pasado mes de junio.

Así lo ha anunciado este lunes la Dirección General de Tráfico (DGT), que realizó esta campaña especial de vigilancia y control de alcohol y drogas y que tacha estas cifras de «inaceptables ya que, con que haya un solo conductor bajo los efectos del alcohol y/o las drogas, ya se está poniendo en riesgo al resto de usuarios de la vía».

Advertisement

En relación con el alcohol, la DGT ha detallado que los conductores profesionales, los motociclistas y los conductores noveles han representado el 4% de los positivos en esta campaña, con 24, 78 y 24 casos, respectivamente.

En términos generales, de las 150.858 pruebas de alcoholemia realizadas, 1.559 resultaron positivas y, de ellos, contra 250 conductores se han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial, bien por conducir con una tasa superior a 0,60 mg/l en aire, bien por negarse a realizar la prueba.

Respecto a las drogas, de los 1.386 conductores que dieron positivo a alguna sustancia, como viene siendo habitual, la mayoría lo hicieron por cannabis (71%), seguidos de los que lo hicieron por cocaína (37%), anfetaminas (13%) y opioides (5%).

«Los controles preventivos continúan resultando fundamentales para la localización de estos conductores ya que casi el 83% de los positivos en alcohol y el 85% en drogas fueron detectados en estos puntos de verificación», ha concluido el departamento que dirige Pere Navarro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here