La Guardia Civil ha desmantelado una organización que se dedicaba a explotar sexualmente a mujeres a las que captaba en Sudamérica, en el marco de la operación ‘Chaco’, en la cual los agentes han liberado a cinco mujeres víctimas de trata y han detenido a diez personas, cinco hombres y cinco mujeres.

En la operación, que se da a conocer este viernes, en el que se celebra el Día Mundial contra la Trata, una decena de personas han sido detenidas, –cuatro de nacionalidad dominicana, tres venezolanas, dos españolas y una colombiana– en las provincias de La Coruña, Toledo y Alicante.

La Guardia Civil informa de que estas personas integraban la organización delictiva en la que realizaban tareas de captación, traslado y control de las víctimas. En total llegaron a explotar a más de 30 víctimas a las que engañaban aprovechándose de su situación de necesidad y vulnerabilidad en sus países de origen.

Las víctimas estaban obligadas a pagar elevadas deudas y eran amenazadas con hacer daño a sus familiares en los países de origen si no accedían a lo impuesto por los tratantes. Además, eran obligadas a consumir sustancias estupefacientes, consiguiendo la organización no solo aumentar la supuesta deuda sino también crear una mayor dependencia hacia los tratantes.

Advertisement

A los detenidos se les imputan delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y delito contra la salud pública.

En el marco de la operación se han realizado asimismo cinco registros domiciliarios en viviendas que estaban relacionadas con la estructura criminal y se ha intervenido gran cantidad de documentación y efectos de interés. Entre los efectos intervenidos se encuentra una importante cantidad de sustancias estupefacientes, ya preparada para su entrega y consumo tanto a las víctimas como a los supuestos clientes.

Asimismo, la Guardia Civil ha hallado numerosos comprobantes de envíos de dinero a terceros países que evidenciaban, por un lado, el ingente montante económico que a través de las víctimas ganaba la organización criminal, y por otro, el modus operandi que utilizaban para blanquear estos beneficios.

La investigación se inició a finales de 2019 sobre una organización criminal dedicada a la captación de mujeres en países de Sudamérica, en mayor medida Venezuela y Colombia. Para poder eludir los controles fronterizos, las víctimas, recorrían largos itinerarios en diferentes medios de transporte (aviones, autobuses, etc), por terceros países, hasta la llegada a su destino final en España donde eran explotadas sexualmente.

Una vez en España a las víctimas les retiraban toda su documentación y las encerraban en habitaciones bajo llave, obligándolas sistemáticamente a consumir sustancias estupefacientes para crearles una mayor dependencia hacia los tratantes y aumentar la supuesta deuda.

Para llevar a cabo la explotación de las víctimas, los tratantes publicaban anuncios en diferentes páginas de Internet, más de 3.000, utilizando para ello números de teléfono que obligaban a comprar a las propias víctimas. La publicación de parte de estos anuncios se realizaba desde la República Dominicana.

El número total de víctimas detectadas y controladas por la organización, ascienden a más de treinta mujeres de distintas nacionalidades de Sudamérica, todas ellas en clara situación de necesidad y vulnerabilidad.

La investigación ha sido realizada por agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Sección de Trata de Seres Humanos de la Unidad Central Operativa (UCO), especializados en este tipo de delitos, así como en el trato y toma de contacto con las víctimas de esta tipología delictiva, y del Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de Alicante, habiendo sido de gran importancia la aportación, propiciada por los habituales cauces de colaboración, de los distintos cuerpos policiales de los países de origen de las víctimas.

En la fase de explotación de la operación los investigadores han contado con el apoyo de personal de las Comandancias de la Guardia Civil de La Coruña, Toledo y Alicante, así como de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here