El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, que ha admitido este jueves que el Gobierno regional va aprendiendo lecciones de cómo gestionar los fenómenos meteorológicos adversos de las «situaciones catastróficas» que ya se han dado en la comunidad, como ‘Filomena’, ha asegurado haber estado «a la altura» a la hora de gestionar los efectos que la DANA ha dejado en la región.

Así lo ha asegurado Ruiz Molina en el pleno celebrado este jueves en las Cortes en el que, al hilo del debate general relativo a las actuaciones realizadas por el Gobierno regional en los municipios de Castilla-La Mancha afectados por la ultima tormenta DANA propuesto por el Grupo Parlamentario Socialista, ha reiterado a lo largo de su excelsa intervención que el Ejecutivo castellanomanchego ha estado a la altura porque ha reaccionado «antes, durante y después» de la DANA.

«Nos vamos dando cuenta de que el cambio climático va a producir efectos de estas características en un futuro con mayor asiduidad, y en el ámbito de las competencias que yo tengo estamos analizando de qué manera podemos ser más rápidos o necesitamos más medios. Ya lo analizamos con Filomena, lecciones aprendidas de situaciones catastróficas», ha asegurado el consejero.

Y es que Ruiz Molina ha dado cuenta de los pasos que ha seguido el Ejecutivo autonómico a la hora de tomar medidas preventivas tras el aviso de la Aemet de la llegada de la DANA; de desplegar medios y efectivos para atender a las incidencias registradas y de reclamar con «prontitud» al Gobierno central la declaración de zona catastrófica por resultar muchas localidades de la región gravemente afectadas.

Mientras, el portavoz de Cs, tras afear al Gobierno regional que no hubo anticipación alguna, pues activó el nivel 1 del Meteocam a las 16.30 del día 1 «cuando estaba todo inundado», ha verbalizado la intención de su grupo de hacer un frente común para que el Parlamento regional que ayude a los afectados.

«Esto es lo urgente, pero lo importante es tomar medidas para que no vuelva a ocurrir. No se pueden evitar las grandes lluvias, pero sí que se den estas inundaciones, cada vez más frecuentes porque el cambio climático ya esta aquí. Alguno están deseando gobernar con los negacionistas del cambio climático. Qué Dios nos pille confesados», ha alertado el parlamentario de Ciudadanos, en clara alusión al PP y Vox.

Dicho esto, ha reclamado una revisión del plan regional de inundaciones, que data de 2015, porque como este tipo de lluvia va a ser cada vez más frecuente las localidades necesitan un nivel de protección más alto.

De igual modo, ha alertado del problema de ordenación territorial y urbanismo que se da en múltiples localidades de la región, en las que se ha urbanizado en los cauces de los ríos, refiriéndose a modo de ejemplo a la localidad toledana de Cobisa, atravesada por arroyo de la Degollada.

Por ello, y tras asegurar que habría que exigir responsabilidad a quienes permitieron esas urbanizaciones, ha abogado por revisar la LOTAU y por dotar a las construcciones en posible riego de inundación de sistemas de drenaje ‘urbanosostenible’ para reducir daños.

Echando mano de la filosofía de Fernando Savater, ha terminado volviendo a proponer un frente común para solicitar ayudas y adoptar medidas para que los daños no vuelvan a producirse. «En Ciudadanos somos de enmendar errores, ahora saldrán otros para linchar culpables».

PP: GOBIERNO DE VACACIONES

Las palabras del parlamentario de Ciudadanos han vaticinado la lluvia de críticas realizadas por la portavoz del Grupo Popular, Lola Merino, que tras afear al consejero de Hacienda y Administraciones Públicas haber contado lo que «ha querido» sobre las graves tormentas del 1 de septiembre, le ha reprochado obviar lo sucedido antes de ese día porque «todo el Gobierno estaba de vacaciones, tumbado a la bartola».

La diputada ‘popular’, tirando de los datos de Agroseguro, ha alertado de que las tormentas torrenciales de finales de agosto han arrasado 6.000 hectáreas de cultivo en la región, mientras el Gobierno en pleno «estaba de vacaciones». «Muchas familias viven del campo y de momento no han tenido ninguna respuesta, porque no hablan de declarar zona catastrófica a Arenales de San Gregorio o a Campo Criptana».

En un tono muy crítico, ha echado en cara al consejero haber prometido ayudas a los afectados por los efectos del temporal de frío y nieve con el que arrancó este 2021 y que, nueve meses después, los afectados «no hayan recibido ni un solo céntimo de euro».

«Los afectados aún no han podido pedir esas ayudas porque publicaron un Real-Decreto-Ley y todavía hoy han desarrollo normativa para que afectados puedan solicitar ayudas», ha denunciado Merino, que ha acusado al castellanomanchego de ser el Gobierno de «la propaganda y el humo», pues anuncia muchas cosas que no cumplen.

«Se ponen el chaleco del 112, pero no van a los municipios», ha condenado Lola Merino, que también ha criticado que García-Page no llevara a Pedro Sánchez, de visita en Guadalajara al día siguiente del paso de la DANA, a pisar el barro.

Mientras, la diputada socialista Marisa Sánchez ha ofrecido una visión totalmente opuesta a la de los ‘populares, poniendo en valor los pasos dados por el Ejecutivo regional para contrarrestar los efectos adversos que han dejado las tormentas

«Si en esta Cámara hay algún grupo esta de vacaciones desde junio de 2019 es el PP de Paco Núñez», ha denunciado la diputada albaceteña, que ha afeado a los ‘populares’ no colaborar con el Ejecutivo en su gestión de la crisis provocada por el COVID, cuestión que usan para desacreditar al Gobierno regional.

MERINO, LA DIPUTADA «PINOCHO»

En su turno de réplica, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha confesado que debatir con la portavoz del PP «le hace daño» por las «mentiras» que dice. «La vamos a denominar la diputada Pinocho», ha ironizado Ruiz Molina que, entre otras cuestiones, le ha afeado su «mala uva» por decir que el Gobierno de Castilla-La Mancha no ha pagado los daños de ‘Filomena’ cuando es el central quien tiene que hacer efectivo el pago.

De igual modo, y en respuesta al diputado de Ciudadanos, ha explicado que las lluvias caídas sobre todo Toledo fueron «más» de lo previsto por la Aemet y que una vez el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 112 empezó a recibir llamadas a partir de las 16.30 horas, se decidió activar el nivel 1 de Meteocam.

Tras defender que el Plan de riego de inundaciones se actualizó por última vez el 21 de octubre de 2020, ha señalado que en cuestión de urbanización la competencia del Gobierno regional es «limitada» pues también es responsabilidad de los ayuntamientos, de las confederaciones hidrográficas y del Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here