Ciudadanos y Partido Popular han forzado este jueves al PSOE a forjar «unión» en las Cortes de Castila-La Mancha a fin de articular un «escudo institucional» para frenar la reforma del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del régimen de cotización de los autónomos, alertando de que dicha modificación «dará la puntilla» a estos trabajadores. Por contra, el PSOE, al que han pretendido forzar al acuerdo, ha afeado a los grupos de la oposición su intención de «desprestigiar», insistiendo en que lo presentado no es firme, pues tan solo es una propuesta.

Estas son las posturas que los tres grupos con representación en las Cortes han expresado, al hilo del debate general relativo a la incidencia que tendría en los trabajadores autónomos de Castilla-La Mancha la propuesta del Ministerio que lidera José Luis Escrivá, en el que el portavoz de esta formación ha intentado poner contra las cuerdas a los socialistas en esta cuestión, alertando que «los eslóganes sobran y lo importante es lo que quede negro sobre blanco. Todo lo demás es debate», ha advertido.

Advertisement

«Al igual que Page fijo posición ayer con su foto en los toros, me gustaría que el Grupo Socialista muestre una posición igual de clara», ha reclamado el diputado toledano, que ha alertado que la reforma de Escrivá, tal y como está planteada, supone un «sablazo» para los autónomos, que nutren el estado de bienestar y que aún no se han recuperado de las restricciones del Gobierno central. «Será la puntilla para casi 150.000 autónomos en Castilla-La Mancha», ha insistido.

Tras alertar de que el periodo transitorio de esta reforma -cuya finalización está prevista en 2032- será «una travesía por el desierto», se ha mostrado convencido de que, de ejecutarse los planes de Sánchez, este colectivo no trabajará para tener ingresos sino «para la Seguridad Social».

«No creo que el PSOE pueda estar a favor de esta propuesta regresiva de un gobierno que se autodenomina progresista y decir que están del lado de los autónomos. Con su voto tendrán que decir si están a favor o en contra de esta puntilla», ha defendido Muñoz Zapata, que ha criticado que esta reforma, que «castiga de forma desproporcionada a quienes menos gana», acabe con la progresividad.

Luego de precisar que la reforma del Ejecutivo central seguirá aumentando las brechas y deficiencias de mercado de trabajo, ha preguntado qué va a ocurrir con la tarifa plana, una herramienta que se ha demostrado totalmente adecuada para que haya jóvenes empresarios.

Por todo ello, y convencido de que de ejecutarse los planes de Pedro Sánchez dejarán más trabajadores pobres en el país, el portavoz de Ciudadanos ha vuelto a pedir al PSOE que se oponga a esta reforma «en lugar de agachar la cabeza ante el presiente del Gobierno que es su jefe».

TRABAJAR PARA EL ESTADO

En términos parecidos se ha expresado la parlamentaria ‘popular’ Gema Guerrero, que ha vuelto a asegurar que su partido «levantará la voz» contra este «sablazo» fiscal para el colectivo de los autónomos que plantea el Gobierno de Pedro Sánchez, que pretende convertirlos «en sus esclavos y que trabajen para el estado».

Y es que, a juicio de la parlamentaria toledana, lo planteado por Escrivá, además de ser un sistema de cotización injusto, supone un «maltrato fiscal que asfixiará a quien genera riqueza».

Se trata, ha proseguido Guerrero, de una reforma «confiscatoria», que no contempla la progresividad ni ha sido resultado del diálogo social, pues no ha tenido en cuenta a asociaciones de autónomos, pese a que el Ejecutivo de Sánchez presuma de ser un abanderado del diálogo social.

«De no llegar a un acuerdo con las organizaciones y de seguir adelante la propuesta entiendo que los autónomos acudan al Tribunal Constitucional, pues se trata de una reforma inadmisible que pretende dejar abandonado a quien peor lo ha pasando en pandemia», ha admitido.

Así las cosas, y tras advertir que lo planteado por el Gobierno Sánchez lejos de acabar con la economía sumergida va a ser un buen incentivo para la «picaresca», pues va a desincentivar el trabajo, Guerrero ha asegurado que el 50 por ciento del rendimiento neto de estos trabajadores irá destinado a salvar obligaciones fiscales, lo que implica que «acabarán trabajando para el estado».

Por todo ello, ha insistido en reclamar la unidad de la Cámara regional para apoyar a este colectivo y rechazar la propuesta de Sánchez, que ha de presentar un nuevo documento de sistema de cotización que escuche y tenga en cuenta a las asociaciones de autónomos, pues nadie mejor que ellos conocen sus vicisitudes y posibilidades.

«De no conseguir la unanimidad del Gobierno regional y de los diputados socialistas, estos serán cómplices de este sablazo fiscal», ha repetido la parlamentaria del PP, que ha terminado criticando que el Ejecutivo regional ha hecho poco por estos trabajadores, que no han podido beneficiarse de sus ayudas por no cumplir los «excesivos» requisitos.

PROPUESTA NO FORMAL

De su lado, el diputado del Grupo Socialista Antonio Sánchez, tras asegurar que lo verbalizado tanto por Cs como por el PP «es de risa» y «como siempre faltan a la verdad» al hablar de «sablazo, reforma confiscatoria o panorama de pobreza», ha querido mandar un mensaje de tranquilidad asegurando que lo puesto sobre la mesa es solo una propuesta que no es formal.

Dicho esto, Sánchez, que ha defendido que su partido está a favor de mejorar las condiciones de estos trabajadores en cuanto a jubilación y prestaciones y de que los que perciban menos ingresos paguen menos, ha presumido de que el diálogo social, pese a que la oposición pretenda «desprestigiarlo», es la seña de identidad del Gobierno de Pedo Sánchez como, a su entender, evidencian los numerosos acuerdos en torno a los ERTE que han salvado a tantos trabajadores de la crisis económica provocada por el COVID.

De igual modo, ha concluido recordando el paquete de ayudas de 200 millones de euros para las empresas que más se han visto afectadas por la pandemia anunciadas por el presidente regional este miércoles, acción que le ha llevado a sentenciar que «eso sí es trabajar por región», frente a un PP, cuya contribución a resolver una circunstancia que reclama desde hace tiempo es «nula».

RESOLUCIONES

Este debate se ha sustanciado con tres propuestas de resolución. Por su parte, los socialistas han reclamado al Gobierno de Castilla-La Mancha que inste al Gobierno de España a seguir fomentando el diálogo social con las organizaciones representativas del trabajo autónomo y a lograr una gradual equiparación de los derechos de este colectivo con los de los trabajadores por cuenta ajena.

También demandan un sistema de cotización por ingresos reales, sobre la base de la información fiscal, que les comporte mayor protección social en caso de desempleo, enfermedad o jubilación y que evite que los y las autónomos que menos ingresan paguen una cuota excesiva y que contribuya a reforzar la solidaridad entre autónomos.

Mientras, en el texto del PP, tras considerar «inaceptable» la propuesta efectuada por el Gobierno de España, ha instado al Gobierno regional a solicitar al Gobierno de España su retirada y a iniciar un
nuevo proceso de negociación.

Por contra, Ciudadanos, por medio de su propuesta de resolución, tan solo quiere que las Cortes de Castilla-La Mancha rechacen la propuesta del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones así como cualquier aumento en la cotización de los trabajadores autónomos a la Seguridad Social, que no haya sido previamente consensuada con las asociaciones más relevantes de este colectivo.

VOTACIONES

El debate se ha saldado en la ronda de votaciones con la aprobación por parte de la Cámara autonómica de la resolución socialista, con el voto en contra de los dos grupos de la oposición, que no han logrado sacar adelante sus propuestas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here