El Gobierno regional, en colaboración con Plena Inclusión Castilla-La Mancha, ha puesto en marcha una nueva edición del programa de Termalismo para Personas con Discapacidad intelectual, cuyo objetivo es que los participantes «se beneficien de un tratamiento especializado para mejorar su calidad de vida durante la estancia y también en periodos posteriores. Además de ser un tratamiento terapéutico, supone un respiro hidrotermal para los familiares y permite a los profesionales unificar criterios y metodología».

Así lo ha puesto de manifiesto la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, remarcando que se trata de una iniciativa, que se realiza a través de Plena Inclusión Castilla-La Mancha, en colaboración con sus entidades, y con la financiación de la Consejería de Bienestar Social.

Este programa lo emprendió el Gobierno regional en 2018, ha explicado la consejera, y con él «se favorece un buen envejecimiento para la persona con discapacidad intelectual y se consigue mejorar su bienestar físico, mental y social, ayudándoles a ganar en autonomía a través de actividades agradables de ocio y socialización».

De esta forma, ya han dado comienzo los primeros turnos, con salidas el pasado 29 y este 31 de julio, con destino a los balnearios de ‘Baños de Benito’, en Reolid, y de ‘La Concepción’, en Villatoya, ambos en la provincia de Albacete.

En concreto, ‘Baños de Benito’ ha recibido estos días usuarios de las entidades Homiguar de La Guardia, Fundación Madre de la Esperanza de Talavera de la Reina, Afamit de Tarancon y AFAS de Tomelloso.

Por su parte, en el balneario de ‘La Concepción’, en Villatoya, participan usuarios de Apromips de Cuenca, ADA de Azuqueca de Henares, y de Asprona de Hellín y Caudete.

En total, en estos turnos, está prevista la participación de 68 usuarios, entre personas con discapacidad y monitores de apoyo de dichas entidades.

Los tratamientos de termalismo ayudan a las personas con discapacidad y con mayores necesidades de apoyo a valerse por sí mismas y a no depender de otras personas en su día a día. En esa línea, también contribuyen a que la persona envejezca de manera activa y favorecen su salud física, mental y social.

Además, el programa de Termalismo del Gobierno de Castilla-La Mancha es un generador de economía y empleo en la región, especialmente en las zonas rurales, ya que mantiene 600 puestos de trabajo directos y 1.700 indirectos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here