Una Depresión Aislada en Niveles Altos de la Atmósfera (DANA) que está situada al oeste de la Península irá soltando sucesivas vaguadas que provocarán chubascos, tormentas y granizo durante toda la semana en buen parte del país, aunque las temperaturas seguirán siendo altas durante esta semana al menos hasta el jueves, después de los altos registros térmicos del pasado fin de semana.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, ha destacado los 39,5 grados centígrados (ºC) en Andújar (Jaén) del pasado sábado o los 37ºC en Tortosa (Tarragona) el domingo. Además, ha dicho que en el Cantábrico oriental rozaron los 35ºC el domingo. En general tanto en esa zona como en el norte de Galicia y en buena parte de Cataluña las temperaturas se situaron entre 7 y 11 grados centígrados por encima de lo normal para la época. «Registros propios de pleno verano», ha confirmado.

Advertisement

Por otro lado, se ha referido a los chubascos tormentosos que acaecieron el sábado y el domingo. Los más intensos, según ha reflejado, fueron los del oeste de la Península, donde se alcanzó intensidad torrencial, es decir, más de 10 litros por metro cuadrado en solo 10 minutos en puntos de Extremadura y Galicia, incluidos en zonas cercanas a capitales como el aeropuerto de Badajoz y en la propia ciudad de Orense, donde además las precipitaciones estuvieron acompañadas de fuertes rachas de viento.

De cara a esta semana, Del Campo expone que la presencia de la DANA al oeste de la Península afectará a la Península y provocará que se mantenga o incremente la actual inestabilidad de modo que espera chubascos tormentosos que serán localmente fuertes y acompañados de granizo. El lunes y martes, sobre todo en el noroeste y que entre el miércoles y el viernes se extenderán «muy probablemente» al resto de la mitad norte y al este de la Península.

Respecto a las temperaturas, el portavoz destaca que seguirán altas hasta el miércoles pero ese día ya empezará a descender y se recuperará un ambiente «más fresco» en el norte y oeste de la Península. «Aunque persistirá el calor no tan acusado como estos días a orillas del Mediterráneo», ha comentado.

Por días, ha precisado que este lunes las tormentas más intensas esperan en el interior oriental de Galicia, entorno de la cordillera cantábrica y el sistema Ibérico, donde podrán ser fuertes y también se desarrollarán en otros puntos del noroeste.

Este día el calor seguirá afectando al valle del Guadalquivir y al nordeste peninsular donde se superarán los 36ºC e incluso localmente los 38ºC en el interior de Cataluña.

Respecto al martes, prevé que siga con una tónica similar, con cielos poco nubosos al principio de día pero irán creciendo las nubes a lo largo de la jornada y se producirán chubascos tormentosos por la tarde en Andalucía Oriental. Asimismo, señala que serán fuertes y podrán estar acompañadas de granizo en el noroeste peninsular, sobre todo en el interior de Galicia y entorno de la cordillera cantábrica. El martes las temperaturas descenderán ligeramente en el este y subirán en el oeste.

«En general será un día caluroso», señala el portavoz que prevé que se alcancen los 34ºC de máxima en el interior de Galicia y llegarán a 36ºC en Mallorca, nordeste peninsular, centro y suroeste.

En cuanto al miércoles, Del Campo informa de que con el paso de una vaguada (una especie de lengua de aire frío en capas altas de la atmósfera) generará las condiciones adecuadas para la formación de grandes nubes de desarrollo vertical. Esto hará que la inestabilidad aumente y a partir del mediodía crezcan las nubes de evolución y provocarán chubascos acompañados de tormenta en el norte, centro y este de la Península, localmente fuertes y con granizo, sobre todo en el noroeste.

CRECE LA INESTABILIDAD

Ya el jueves, señala que el ambiente «todavía será más inestable» porque se aproximará un frente desde el Atlántico y así los chubascos y tormentas afectarán a muchas zonas de la Península, además de al norte y al este, donde serán fuertes y acompañadas de granizo y fuertes rachas de viento.

«Las regiones más tranquilas el miércoles y jueves serán el suroeste peninsular y Baleares, donde no se esperan tormentas o si las hay serán muy débiles», indica. Además de los chubascos también ha destacado que llegará aire más fresco lo que dará lugar a un descenso térmico.

El miércoles bajarán las temperaturas en la mitad occidental, aunque aún hará calor en el nordeste y Baleares mientras que el jueves el descenso será «general y notable» en puntos del tercio norte e interior oriental de la Península.

«Solo se superarán el jueves los 30ºC en puntos aislados de Andalucía y en Baleares», destaca Del Campo que, de cara al fin de semana considera que lo más probable es que la inestabilidad vaya «poco a poco» disminuyendo, aunque aún el viernes y el sábado afectarán sobre todo a la mitad norte, pero de forma más dispersa.

Esos días los chubascos todavía podrán ser localmente fuertes y estar acompañados de granizo y de nuevo volverán a subir las temperaturas. Las más altas se alcanzarán en el valle del Guadalquivir y en el sureste de la Península.

Por otro lado, indica que en Canarias durante toda la semana predominará el régimen de vientos alisios con nubes y lluvias o lloviznas en el norte de las islas más montañosas y estará soleado en el sur, con temperaturas que no experimentarán grandes cambios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here