CCOO de Castilla-La Mancha propone que se celebre una Mesa por la Inmigración en la que sindicatos, patronales y las distintas administraciones analicen la realidad a la que se enfrentan las personas inmigrantes que vienen a trabajar a la región y para avanzar en soluciones desde la acción conjunta y coordinada.

“Queremos una solución definitiva a los problemas que viven los temporeros y las temporeras en nuestra comunidad autónoma, problemas como el acceso a la vivienda con albergues cerrados y sin acceso al alquiler o la presencia de intermediarios que cobran a las personas inmigrantes por llevarles a trabajar y que se quedan con parte de su salario”, afirma M.ª Ángeles Castellanos, secretaria regional de Políticas Sociales, Agenda 2030 y Empleo de CCOO CLM.

Advertisement

El sindicato señala que estos problemas no son algo nuevo y no parece que la solución sea inmediata. Castilla-La Mancha tiene el privilegio de tener una tierra rica que produce alimentos excepcionales, una agricultura generadora de miles de millones de euros que hacen crecer el PIB regional.

Una actividad económica que necesita trabajadoras y trabajadores de forma intensiva, necesita personas que sepan recoger esas cosechas y además se necesitan de forma intensa en un corto espacio temporal. Eso determina que, si se quieren recoger esos productos de los que la región se siente tan orgullosa, tienen que venir trabajadores y trabajadoras migrantes. Y quienes vienen de fuera a generar riqueza local, han de encontrar condiciones dignas en las que realizar su trabajo y necesitan alojamientos dignos en los que descansar, pero la realidad es otra.

Es cierto que gracias al intenso trabajo sindical y de la Inspección de Trabajo, las condiciones laborales han mejorado, se han reducido los casos de explotación extrema en Castilla-La Mancha, los casos de ausencia de contratos o de infracotización de las jornadas, pero aún estas situaciones no han desaparecido, por lo que seguiremos trabajando para cambiar esta realidad, señala Castellanos.

A estos problemas se une el ya comentado problema de los alojamientos. No dejamos de recordar la obligación empresarial de facilitar alojamiento a las y los trabajadores migrantes, pero eso no quita responsabilidad a las distintas administraciones que han de buscar soluciones para garantizar que quienes vienen a trabajar no tengan que vivir en tiendas de campaña, en furgonetas o en naves abandonadas.

Esta semana CCOO CLM ha estado visitando las zonas en las que han empezado las campañas agrícolas y nos hemos vuelto a encontrar con problemas recurrentes, no hay alojamientos, no les quieren alquilar viviendas, lo que ha llevado a muchas personas temporeras a vivir en naves abandonadas con solo una toma de agua o en sus coches en las mismas parcelas en las que trabajan de día y solo al atardecer van al pueblo para hacer sus compras, denuncia Castellanos.

En este sentido, CCOO insiste en que el Decreto por el que se regulan las ayudas destinadas a favorecer el empleo en las campañas agrarias de Castilla-La Mancha publicado el pasado 24 de junio, es una iniciativa positiva, pero no es la solución para el problema que nos ocupa, ya que deja fuera a quienes no están empadronados en Castilla-La Mancha.

“Quienes están viviendo en sus vehículos trasladan al sindicato que no les alquilan casas, otros años nos contaban que los precios que les ofrecían eran imposibles, y así seguimos año tras año, con pequeños avances pero sin grandes soluciones”.

Además de lo apuntado más arriba, lo que más nos ha preocupado al sindicato de las visitas que hemos hecho esta semana es la mayor presencia de la figura de los intermediarios. Los trabajadores con los que hemos hablado nos han dicho que no están teniendo contacto directo con los empleadores y que los intermediarios además de cobrarles 5€ diarios por llevarles a trabajar en sus furgonetas, cobran al agricultor entre 2,50 y 2,70€ la caja en la campaña del ajo y solo pagan a sus compatriotas 1,60 a 1,70 € la caja, también nos han trasladado que en la recogida de la cebolla les pagan 7€ el pallet en vez de los 10 a 11 € que ellos cobran al agricultor.

“Es imprescindible acabar con esta práctica y aquí son colaboradores necesarios los

empleadores que no tienen que contribuir a la exposición de los temporeros y las temporeras a la acción de estas mafias”, subraya Castellanos.

La mitad de las personas que trabajan en el campo son de origen extranjero

En los últimos días hemos conocido los datos de afiliación a la Seguridad Social de las personas extranjeras en mayo, una afiliación que ha subido casi un 5% respecto al mes anterior y que nos sitúan frente al incremento del empleo ante el inicio de las grandes campañas agrícolas de la región.

Tras este incremento, la cifra de personas afiliadas de origen extranjero alcanza las 69.451, de las que 15.408 son afiliaciones en el sistema especial agrario, lo que supone el 48% del total de la afiliación al sistema, es decir, casi la mitad de las personas que en mayo han trabajado en el campo de Castilla-La Mancha son personas extranjeras.

Castilla-La Mancha necesita a las personas extranjeras que vienen a trabajar y quienes vienen a trabajar necesitan el trabajo que encuentran en Castilla-La Mancha, sentémonos pues para dar soluciones. Es incoherente que por un lado denunciemos el problema de la despoblación y que cuando se trata de dar soluciones habitacionales a quienes vienen a trabajar en el campo se cierren puertas y estas personas se vean abocadas a vivir en condiciones deplorables en mitad de la nada, convirtiéndose en invisibles para esos pueblos vacíos, concluye la secretaria regional de Políticas Sociales, Agenda 2030 y Empleo de CCOO CLM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here