El Gobierno de Castilla-La Mancha va a acometer acciones a fin de movilizar las viviendas que puedan acaparar fondos buitre o entidades bancarias, como proponer a los consistorios que, voluntariamente, impongan a estos propietarios un Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) más elevado.

«Vamos a plantear incentivos con zanahoria pero con algo de palo», ha avanzado el consejero de Fomento, Nacho Hernando, que este viernes ha comparecido en la Comisión de Economía y Presupuestos para dar cuenta del presupuesto que va a manejar su departamento en 2022.

En este marco ha insistido que estas medidas punitivas no irán destinadas a las personas que cuenten con una segunda vivienda o tengan la casa de sus padres, sino a los propietarios de «más de 10 viviendas o quién especule en el mercado de la vivienda».

«Van a cambiar las reglas de juego a favor de quienes tienen dificultades para el alquiler o la compraventa, a fin de hacerlo más asequible», ha defendido el titular regional de Fomento, que ha realizado este anuncio al hilo de la «preocupación» que le genera «escuchar al PP alarmados por el concepto de vivienda vacía», que a su entender solo se aplica a los fondos buitres.

«Esto solo me lleva a pensar que ustedes son dueños de fondos buitre y les preocupa que vayamos a decir que no puede haber 40.000 vacías en la región sin ponerse a disposición del mercado de la vivienda. Que no puede ser que le resulte más barato a los fondos buitre y a entidades financieras mirar para otro lado cuando están ocupando esas viviendas vacías».

«Se aprende mucho escuchando pero no planteando un diálogo de besugos en un lugar tan sagrado como son las Cortes de Castilla-la Mancha», ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here