La próxima semana, la segunda del mes de agosto, será calurosa en la mayor parte de España y con escasas precipitaciones, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En este sentido, el portavoz del organismo estatal, Rubén del Campo, ha indicado que agosto ha comenzado fresco en muchas zonas de España. De hecho, el día 1 hubo temperaturas mínimas muy bajas, como los 3,8 grados centígrados (ºC) de mínima registrados en Burgos-Aeropuerto.

«Hay que destacar que, desde mediados de los años 80, no se alcanzaron valores tan bajos en plena canícula en esta ciudad, en Burgos, y eso que es una de las más frías de España», ha puntualizado Del Campo.

Posteriormente, se han recuperado las temperaturas y este viernes será un día caluroso, aunque el sábado día 7 las temperaturas bajarán en casi toda España, salvo en el extremo oriental peninsular, donde subirán.

El domingo ocurría justo lo contrario: bajada de temperaturas en el área mediterránea y subida en el resto. «Tendremos en general, de nuevo, un fin de semana fresco para la época en nuestro país, si exceptuamos las regiones bañadas por el Mediterráneo», ha añadido.

Ese ascenso térmico, que ya comienza el domingo, continuará durante buena parte de la próxima semana en prácticamente toda España. A partir ya del martes y sobre todo del miércoles, el calor será el protagonista, con temperaturas máximas superiores a 35ºC en muchas zonas de la Península y Baleares, y más de 38ºC en puntos del tercio sur y cuenca del Ebro.

También serán calurosas las noches. En el Mediterráneo no se bajará de 22ºC, además con alta humedad relativa que incrementará la sensación de bochorno. Tampoco se bajará de esos 22ºC en muchos puntos del Ebro, zona centro y mitad sur a partir del miércoles.

«En estos momentos, los modelos de predicción indican que este calor, aunque será intenso, en principio no dará lugar a valores muy extremos, pero persistirá durante varios días. Lo que nos dicen los modelos de predicción: calor intenso, aunque no extremo, pero persistente», ha manifestado el portavoz de AEMET.

Además, se esperan pocas lluvias, que este fin de semana pueden caer en forma de chubascos en puntos del norte, también en Cataluña y la Comunidad Valenciana. La próxima semana las precipitaciones serán escasas.

Durante la segunda quincena de agosto, podrían continuar estas altas temperaturas por encima de lo normal: primero, en el tercio oriental peninsular y Baleares, extendiéndose el calor a finales de mes también hacia el oeste y buena parte del sur.

Junio tuvo una temperatura superior en una décima a su promedio normal y julio una décima inferior, de manera que, con los dos primeros meses ya terminados, el verano de 2021, de momento, tiene una temperatura que coincide con su promediando normal. «Veremos hacia dónde decanta la balanza agosto, aunque como decimos, de momento parece probable que acabe siendo cálido», ha recalcado el portavoz.

Finalmente, Del Campo ha apuntado que tampoco parece que las lluvias vayan a ser muy abundantes en lo que resta de mes, con los pronósticos a medio plazo actuales en la mano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here