Asaja Castilla-La Mancha va a mantener reuniones con la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de cara a la negociación de la Política Agraria Común (PAC) considerando que el proceso que se abre a partir de ahora será «difícil» y que es necesario trabajar «aspectos técnicos» de una PAC que es «muy medioambiental y muy complicada de aplicar».

En rueda de prensa, el secretario regional de Asaja, José María Fresneda, ha explicado que técnicos de Asaja van a mantener un encuentro para fijar ese proceso de negociación con la Consejería, que el titular del departamento regional, Francisco Martínez Arroyo, se ha comprometido a tener, según ha destacado, a fin de sentar las bases del futuro y apoyar al sistema productivo.

En este sentido, ha echado en falta «valentía, valentía de verdad» y «compromisos» por parte del Ministerio de Agricultura, tras la sectorial celebrada este miércoles, donde Gobierno y comunidades autónomas acordaron seguir negociando el plan estratégico nacional para la aplicación en España de la futura PAC para el periodo 2023-2027.

Una cita de la que ha salido, a juicio de Fresneda, un «acuerdo no acuerdo», pues «solo se consiguió eso, un acuerdo para seguir negociando», y donde todo fueron «parámetros políticos para ver cómo se encajaba el plan estratégico», de ahí que la organización augure que ahora cada comunidad autónoma intentará negociar «cerrar filas» en su propio territorio.

«Aquí estamos cerca de poder entender bien qué podríamos hacer», ha explicado, para señalar que los «tres problemas» que visualiza la organización, y que analizará en una reunión técnica el día 21, tienen que ver con la convergencia, ya que «España pone hasta el 85% como máximo» y la UE como mínimo mientras los países europeos están en el cien por cien de la convergencia; el número de regiones –«si hubiera menos regiones, habría más justicia»–, y los ecoesquemas, que «no están definidos».

«MUCHOS FRENTES» POR NEGOCIAR

Según Fresneda, el problema es que «todo esto nació mal» y con una «pésima gestión del presupuesto» en la Unión Europea y va a terminar «con un descontento generalizado de todos», por lo que hay «tela para negociar» porque existen «muchos frentes» y «no puede ser más exigencias ambientales y menos fondos».

Sin embargo, ha reconocido toca la hora del consenso político en las regiones y toca la hora del apoyo al sistema productivo en las distintas regiones», ha asumido, criticando el «bocado» que se lleva el presupuesto para temas como inmigración o el ‘Brexit’.

En cualquier caso, el responsable regional de Asaja ha manifestado que tiene «confianza» en llegar a un acuerdo, porque hay temas en los que sí están de acuerdo y están dispuestos a plantear «soluciones desde el punto de vista profesional y con mucha independencia política».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here