Fernando Andújar y Francisco Javier de Irízar ya son nuevos vocales del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha tras el solemne acto de posesión celebrado en el Palacio de Fuensalida de Toledo, que ha servido además como despedida del todavía presidente, Joaquín Sánchez Garrido, que dejará en el corto plazo la Presidencia de este órgano.

El propio Sánchez Garrido ha tomado la palabra para hablar de los dos nuevos consejeros. Así, sobre Andújar, ha dicho que es una persona «inteligente, capaz y con ánimo de percepción», que no ha dejado de formarse a lo largo de su carrera. «Le deseo lo mejor, como amigo y como profesional».

Sobre De Irízar, ha rememorado los inicios de su relación, hace más de 30 años, cuando ostentaba la Presidencia de las Cortes mientras él era alcalde de Toledo. «Tengo de él el mejor criterio y concepto».

Con su Presidencia, ha indicado, este órgano ha trabajado «sin interferencias de nadie» a la hora de emitir sus dictámenes, algo que «dice mucho».

Han abordado un segundo principio básico en el órgano, «el de la confianza»; al que ha sumado el de la «eficacia». «Quiero que el Gobierno se sienta orgulloso del Consejo. Estamos al día, cumplimos con la Constitución, somos eficaces».

Sánchez Garrido también ha tenido unas palabras de agradecimiento al presidente autonómico, Emiliano García-Page, por haberle dado la oportunidad de desempeñar su labor en este órgano donde, ha reconocido, ha tenido la ocasión de «aprender» de un gran «grupo humano».

El propio presidente regional ha cerrado el acto para dar la bienvenida a los nuevos consejeros, poniendo en valor su figura y ensalzando el desempeño a lo largo de su carrera profesional, de la que «no hay que renegar».

También se ha dirigido García-Page a Sánchez Garrido para reconocer el trabajo que ha prestado a este órgano. «Te van a quedar muchos amigos», le ha asegurado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here