Castilla-La Mancha ya puede beneficiarse del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, gracias a las distintas convocatorias abiertas destinadas, por un lado, a las entidades locales, y por otro, a los castellano- manchegos y castellano-manchegas a título particular, así como al tejido empresarial.

“El Gobierno de España tomó, aún así, la decisión de incluir, en los Presupuestos Generales del Estado de 2021, partidas para la puesta en marcha de este Plan, lo que ha permitido que se hayan podido ejecutar parte de los recursos antes de recibir los primeros desembolsos por parte de la Comisión Europea”, destaca el delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca.

Desembolsos que ya han empezado a hacerse realidad, puesto que, apunta también Tierraseca, “la pasada semana, el 17 de agosto, la Comisión Europea transfirió al Tesoro de España los 9.000 millones de euros correspondientes a la prefinanciación del Plan de Recuperación. Esta cantidad equivale al 13% del total de las transferencias que España va a recibir hasta el año 2026” del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia en el marco del programa Next Generation UE.

La recepción de estos 9.000 millones de euros de prefinanciación permite al Gobierno continuar con el despliegue del Plan realizado hasta la fecha, y una parte de los programas previstos son las convocatorias ya abiertas dirigidas a entidades locales.


Una de las principales es la concesión directa de ayudas para el desarrollo de proyectos singulares de energía limpia en municipios de reto demográfico (Programa DUS 5.000), gestionado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) y enmarcado en los objetivos de la Componente 2, Inversión 4, del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

El programa cuenta con un presupuesto inicial de 75 millones de euros procedentes de los fondos europeos, de los que a Castilla-La Mancha se destinarán inicialmente 8.377.500 euros, ya que el presupuesto global podrá ser ampliado siempre que exista disponibilidad presupuestaria y hasta que expire su vigencia en noviembre de 2022.


El programa busca incentivar la transición energética y el cambio hacia la movilidad sostenible de los pequeños municipios, mediante proyectos singulares de energía limpia. Así, se subvencionarán proyectos de mejora de la eficiencia energética en edificios e infraestructuras públicas, de fomento de las inversiones verdes –en particular del autoconsumo–, o de infraestructuras de recarga e impulso del vehículo eléctrico, entre otros.

El plan está dirigido a ayuntamientos, diputaciones, mancomunidades, consejos insulares, consejos comarcales, cabildos y otras entidades públicas con ámbito de actuación en municipios de hasta 5.000 habitantes y municipios no urbanos de hasta 20.000, en los que sus núcleos de población tengan hasta 5.000 habitantes, que presenten proyectos con una inversión mínima de 40.000 euros.

Las ayudas subvencionarán el 85% de la inversión y el 100% en el caso de que tengan la consideración de “proyectos integrales” por su significativo impacto en la transición energética en el municipio.

Transporte más sostenible

La actuación más reciente ha sido la apertura, este lunes 23 de agosto, de la convocatoria, por parte de Mitma, para repartir 1.000 millones de euros de los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia entre los ayuntamientos de municipios de más de 50.000 habitantes y capitales de provincia para impulsar un transporte público urbano más eficiente y sostenible.

Los interesados tienen hasta el 30 de septiembre para optar a las ayudas destinadas al transporte urbano. En concreto, a la digitalización de estos servicios, la renovación sostenible de la flota y el fomento del cambio modal en entornos urbanos, priorizando la movilidad activa y el transporte público colectivo.

El objetivo de esta convocatoria es impulsar proyectos en las ciudades para contribuir a articular un sistema de transporte público urbano fiable, atractivo, accesible y asequible con flotas más modernas, eficientes y sostenibles, con la introducción de un concepto de movilidad inteligente adaptada a los nuevos hábitos y con el impulso de la digitalización para planificación, gestión y evaluación.

Los ayuntamientos beneficiarios deberán tener sus proyectos finalizados el 31 de diciembre de 2024.Las distintas convocatorias del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el estado en el que se encuentran y los destinatarios de las mismas se pueden consultar en la siguiente página web:
https://planderecuperacion.gob.es/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here