El alcalde de Albacete, Emilio Sáez, ha considerado que es «probable» que llegado el 7 de septiembre pueda llevar a cabo la tradicional apertura de la Puerta de Hierros de la ciudad como pistoletazo de salida a una Feria que, si bien se celebrará en versión reducida por la situación sanitaria, plantea abrir la mano a distintas actividades.

En una entrevista con Europa Press, ha recordado que este mismo miércoles se reúne la Junta de Portavoces y este jueves con agentes sociales y sector hostelero para ver «hasta dónde se puede llegar» en cuanto a la programación ferial, pero la premisa pasa por programar actividades culturales en los barrios «para no masificar el recinto ferial» y ayudas así a dinamizar la hostelería más allá del centro.

Feria taurina «con un cartel importante», conciertos, espacios habilitados para actividades dirigidas a los mayores, «que se lo merecen», conciertos o espacios para mercadillos de artesanía son algunas de las propuestas que Sáez plantea con tres meses de antelación, si bien habrá que definir la oferta «con el resto de colectivos».

Falta por ver con qué límites puede abrirse el recinto ferial y si en el mismo se puede ofertar gastronomía, factor importante que puede decantar que se masifique o no.

En todo caso, sí que certifica que, aunque no habrá cabalgata, sí se podrá abrir la puerta a la ofrenda floral de la patrona, la Virgen de los Llanos, algo que se hará «de manera controlada» y con medidas sanitarias.

Con este planteamiento, confía en que sí se pueda abrir la Puerta de Hierros para facilitar que los puestos estén abiertos y haya «música, cultura, actuaciones y exposiciones».

«Todo eso se puede hacer y, por lo tanto, creo que lo podemos dar por asegurado. A partir de ahí, hay que ver dónde cortar. Creo que nos meremos ser felices. El abrir la Puerta de Hierros para alguien de Albacete es lo máximo que puedes tener. Bien es cierto que abrirla en toda su plenitud no será así», ha afirmado.

Pero, insiste, «probablemente» se pueda hacer, ya que habrá procesión de llegada de la patrona e incluso la banda sinfónica y los fuegos artificiales pueden tener lugar.

Este gesto simbólico, en lo personal, tendría además «un añadido emocional», como es poder abrir la Puerta tras el año de pandemia y pensando en «mucha gente que se ha quedado en el camino».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here