El alcalde, Emilio Sáez, ha inaugurado esta mañana las nuevas instalaciones del Archivo Municipal que ahora se localiza en el rehabilitado colegio de la calle León, un edificio que se construyó en 1934 y que tras la inversión realizada por el Ayuntamiento de Albacete se ha transformado en sede para el Archivo Municipal, cuyas instalaciones destacan por su polivalencia.

“No solo se custodian aquí más de 4 kilómetros lineales de documentación, con las debidas medidas de protección frente a humedades o el efecto de los rayos ultravioleta”, ha recalcado Emilio Sáez, sino que además “están preparadas para acoger exposiciones, conferencias y presentaciones de libros que tengan como protagonista Albacete y su historia, e incluso contamos con una sala para talleres u otras actividades con grupos de escolares y que tengan como objetivo dar a conocer el Archivo y la historia local a las generaciones más jóvenes”.

Emilio Sáez ha sido el encargado de descubrir la placa inaugural tras la rehabilitación como Archivo Municipal del antiguo colegio Primo de Rivera, en un acto al que ha asistido también el vicealcalde, Vicente Casañ, y la concejala de Seguridad, Hacienda y Régimen Interior, María José López, así como representantes de los distintos grupos municipales y de los distintos archivos que tienen sede en la ciudad: Archivo Histórico Provincial; Archivo de la Diputación; Archivo Diocesano y Archivo de la Junta de Comunidades.

La actual archivera municipal, Almudena Blaya, ha manifestado su satisfacción porque al fin el Archivo Municipal cuente con una sede propia, una vieja aspiración, ha recordado, pues ya Francisco Fuster siendo archivero municipal de Albacete planteó en los años 80 que la Posada del Rosario fuese rehabilitada para tal propósito.

Durante la inauguración, el alcalde ha tenido palabras de reconocimiento para el trabajo y la dedicación de los distintos archiveros y archiveras que han hecho, y hacen, posible “la conservación de la memoria de Albacete y su preservación en forma de legado a las futuras generaciones” y ha recordado como uno de los personajes de George Orwell de 1984 aludía a que si todos los archivos contaban la misma mentira, la mentira pasaba a la historia y se convertía en verdad, una muestra de que “quien controla el pasado, controla el futuro”, de ahí -ha resaltado el alcalde-, la importancia del trabajo que realizan archiveros y archiveras.

Así, el regidor municipal ha recordado a quienes precedieron a Almudena Blaya en la función de custodiar y difundir el patrimonio documental del Ayuntamiento de Albacete: Ambrosio Cañabate; José María Arteaga; Estanislao Sánchez Ródenas; Rafael Mateos y Sotos; Alberto Mateos Arcángel; Joaquín Sánchez Jiménez; Samuel de los Santos Gallego; Francisco Fuster Ruiz; Julián Monedero Palacios; y Rus García-Casarrubios.

De los sótanos de la Casa Consistorial a la calle León

Hasta ahora, el Archivo Municipal se alojaba en los sótanos de la Casa Consistorial, instalaciones que resultaban más que insuficientes y que llegaron a colapsar impidiendo la transferencia de nueva documentación. Este colapso, junto a la búsqueda de unas instalaciones adecuadas para conservar los fondos y una sala mayor para su consulta por parte de la ciudadanía, llevaron a plantear la necesidad de buscar y adecuar un edificio propio, eligiéndose el antiguo colegio de la calle León, que ha sido habilitado con 5 kilómetros de estanterías.

El nuevo Archivo Municipal dispone de dos plantas, en la planta baja hay nueve depósitos, una sala de digitalización y una sala de descripción, así como un almacén para material. En la planta primera se ubican cuatro depósitos, la sala de consulta y el despacho para atención a la ciudadanía.

Los nuevos depósitos se componen de estanterías móviles en la planta baja y de estanterías exentas en tres depósitos de la planta alta, dejando el depósito libre para alojar planeros y cartelería. En total el edificio tiene una capacidad de estanterías de 5 kilómetros lineales y cuenta con sistemas de control de humedad, filtro de rayos UV para protección de la documentación y sistemas automáticos de extinción de incendios.

En la adecuación del antiguo colegio Primo de Rivera, edificio construido en 1934 y que mantuvo su uso escolar hasta 2004, el Ayuntamiento de Albacete ha invertido 625.000 euros en su rehabilitación como Archivo Municipal y 125.000 euros en su equipamiento.

Entre los meses de abril y mayo se trasladó desde los sótanos de la Casa Consistorial a los 13 depósitos habilitados en la nueva sede del Archivo Municipal unos 4 kilómetros de fondos documentales y más de 6.000 libros administrativos, junto al resto de fondos conservados. En las antiguas instalaciones ha permanecido la documentación susceptible de expurgo.

Documentación más antigua

Los documentos más antiguos del fondo documental del Ayuntamiento de Albacete datan de 1336, si bien la documentación municipal desde esa fecha hasta principios del siglo XX se encuentra depositada en el Archivo Histórico Provincial de Albacete. El Archivo Municipal conserva documentación producida en los siglos XX y XXI, entre otros, se custodian actas del Pleno (digitalizadas entre 1900 y 1945); actas de la Comisión de Gobierno (digitalizadas desde 1924 hasta 1954); actas de la Junta de Gobierno; expedientes urbanísticos; padrones de habitantes y carteles y programas de la Feria de Albacete.

Además de la documentación municipal propia, se conserva una colección de más de 5.000 fotografías de la ciudad de Albacete, desde principios del XX, y una hemeroteca con una colección de prensa histórica local de Albacete que genera un importante volumen de consultas. También dispone de una amplia colección de revistas de distintas temáticas y una biblioteca auxiliar de temas de Albacete que puede ser consultada.

Tras el acto inaugural, los responsables municipales han recorrido el edificio y han contemplado algunos de los documentos que se custodian en el Archivo Municipal, como el cartel de Feria de 1901 y el programa de Feria de 1921, los más antiguos de entre los que se conservan. Los proyectos del Pasaje de Lodares, los sellos del empréstito que se formalizó para construir la Plaza de toros o una guía de la provincia de Albacete de los años 20 con un callejero y todo el comercio de la ciudad, son otros de los documentos curiosos que aquí se pueden consultar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here