La ciudad de Albacete no celebrará su Feria del 7 al 17 de septiembre, pero sí que tendrá lugar una amplia programación cultural en esas fechas. Así lo ha anunciado el alcalde, Emilio Sáez, que ha comparecido ante los medios de comunicación junto al vicealcalde y concejal de Feria, Vicente Casañ, y la concejala de Barrios y Pedanía, Ana Albaladejo, para dar cuenta de esta decisión que ha sido tomada de manera consensuada con todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Albacete y una vez escuchados a asociaciones y sectores implicados, desde la Federación de Asociaciones de Vecinos, pasando por la Asociación de Hostelería y la Federación de Comercio, entre otros.

“No habrá Feria tal y como la conocemos, no abriremos la Puerta de Hierros, porque este acto está lleno de simbolismo”, ha dicho Emilio Sáez.

El regidor municipal ha explicado que si bien la Consejería de Sanidad ha informado al consistorio de que para septiembre la previsión es que el porcentaje de vacunación supere el 70%, y, por tanto, la inmunidad de rebaño se habría alcanzado; también es cierto que para entonces aún una buena parte de la población joven estaría sin vacunar. Así las cosas, “después de haber sufrido por la pandemia todo lo que hemos sufrido, y sin saber cómo se van a comportar las distintas cepas de la Covid-19, hemos llegado al convencimiento de que no podemos tener una Feria al 100%, no queremos asumir ese riesgo”, ha indicado Emilio Sáez.

Eso no significa que Albacete no vaya a celebrar del 7 al 17 de septiembre su fiesta mayor, pero lo hará de otra forma, con una importante programación cultural, musical y teatral, que se realizará en el propio Recinto Ferial y en su entorno, y también en los barrios de la ciudad, diversificando los lugares de celebración. El alcalde ha desgranado que serán seis ubicaciones, en plazas lo más abiertas posible, que aún están por decidir, donde se llevará esta programación cultural para todas las edades.

Además, el Recinto Ferial se abrirá en lo que se conoce como Rabo de la Sartén, de tal forma que se instalará un escenario y se creará un gran auditorio al aire libre, para albergar también actos culturales. Desde el Ayuntamiento de Albacete se instará a todas las entidades que participan en la programación de Feria, como son la Diputación o Globalcaja, a realizar una programación conjunta y única.

Las asociaciones sociosanitarias podrán abrir sus stands y tener programación y se está estudiando la opción de abrir el Círculo intermedio donde se instalan los jugueteros y los cuchilleros. Lo que ha quedado descartado es abrir la zona del Templete interior dedicado a gastronomía. La Virgen de Los Llanos no se trasladará en cabalgata, pero sí que será llevada al Recinto Ferial y se instalarán fuera de la capilla, en un espacio que se habilitará para que pueda ser visitada. En el Recinto Ferial se diseñará un plan anticovid, con disposición de gel hidroalcohólico y control de aforos, con itinerarios de entrada y de salida.

“Queremos que se viva la Feria, pero en los barrios, en los bares y restaurantes, reactivar el comercio de la ciudad, disfrutar con las actividades que se programarán”, ha recalcado el alcalde, haciendo hincapié en que no se quieren celebrar actividades que den lugar aglomeraciones de personas, de ahí que no se vaya a abrir todo el Recinto Ferial con su tradicional actividad, “nuestro Recinto Ferial tiene demasiadas zonas estrechas y no podemos arriesgarnos a llegar a un fin de semana y tener allí a 450.000 personas, debemos tener cabeza y cuando llegue el año 2022 seguro que podremos volver a nuestra Feria”.

En el Paseo de la Feria se estudian alternativas, como mantener las tascas hasta el 17 de septiembre. Si no fuese así, se utilizaría este espacio para las atracciones. No obstante, las atracciones de Feria se ubicarán en distintos lugares alrededor del Recinto Ferial, en los Ejidos. La Feria de Artesanía se celebrará en su formato habitual, ocupando el mismo espacio que siempre y habrá programación musical, con conciertos, que se celebrarán tanto en la Caseta de los Jardinillos, como en un gran escenario que se instalará en el margen derecho de los Ejidos.

La Plaza de Toros sí que tendrá su Feria Taurina, una vez que se ha formalizado el contrato de adjudicación y los aforos actuales ya permiten la celebración de espectáculos taurinos. Además, de cara a septiembre, se prevé que las limitaciones y restricciones sean menores todavía.

El alcalde de Albacete ha pedido, de antemano, comprensión. “La Feria sabemos cómo es, pero este nuevo formato es algo nuevo que nos supondrá un gran esfuerzo de organización y programación”, ha argumentado Emilio Sáez.

En este sentido, el vicealcalde y concejal de Feria ha dado las gracias a los grupos políticos por involucrarse en esta programación de actividades para septiembre y ha reiterado que el empeño, en todo momento, es evitar que el Recinto Ferial se convierta en el epicentro ferial, para así prevenir la formación de aglomeraciones, de ahí que se haya pensado la realización de actividades en los barrios, “debemos generar una oferta ferial y cultural de calidad, que además viene con vocación de continuidad, quizás sea el momento de recuperar nuestros orígenes feriales”, ha dicho Casañ.

Por último, el responsable de la Concejalía de Feria ha pedido paciencia y comprensión, de antemano, “esperemos estar a la altura de las circunstancias, que son inéditas para todos”, ha dicho Casañ, quien ha subrayado la complejidad de la situación, “estamos preparando unas actividades para septiembre, con los ojos de junio, y esto en mitad de una pandemia mundial, no es fácil, pero lo que tenemos claro es que lo primero es la salud, que es un bien supremo”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here