El concejal ‘popular’, Alberto Reina, ha mostrado su satisfacción por la aprobación de la moción presentada por el Grupo Popular al Pleno en la que se solicita al Ayuntamiento de Albacete que no ejecute el acuerdo de adquisición directa del edificio del Banco de España en los términos actualmente establecidos y que realice de manera previa al inicio de un nuevo procedimiento de compra un estudio serio y riguroso de necesidades, usos y costes que conllevará no solo la compra, sino también la rehabilitación y adaptación del edificio a los usos que se determinen, incluyendo además la estimación de los costes de mantenimiento y personal que conllevará su apertura, así como la posibilidad de realizar una compra parcial en función de las necesidades de espacio del Ayuntamiento.

Una moción que sale adelante con el apoyo del grupo municipal de VOX, Unidas Podemos y la concejal no adscrita, dejando de manifiesto que el Equipo de Gobierno no cuenta con mayoría absoluta para gobernar, y en la que el Partido Popular solicita además que en el caso de que estos estudios determinen la necesidad de proceder a esta compra, el Ayuntamiento inicie un nuevo procedimiento de adquisición, negociando unas condiciones más favorables a los intereses municipales y considerando el valor real del inmueble. Un proceso que debe llevarse a cabo contando en todo momento con el consenso y la participación de todos los grupos municipales, tal y como ha recordado el concejal ‘popular’.

Según ha explicado Alberto Reina, el Grupo Popular ha presentado esta moción con la intención de frenar la adquisición del edificio del Banco de España, cuya compra y remodelación se estima en torno a los once millones de euros, al considerar que la negociación que ha llevado a cabo el Equipo de Gobierno ha sido “nefasta” para los intereses de Albacete y de los albaceteños al haber antepuesto sus intereses partidistas a los de nuestra ciudad, asegurando que “han empezado la casa por el tejado”.

Once millones de euros que, tal y como ha explicado el concejal ‘popular’, el Ayuntamiento podría destinar a acometer inversiones mucho más necesarias para los albaceteños como por ejemplo 13 centros socioculturales como el construido en el Barrio de Medicina (835.000 euros), 24 rehabilitaciones de edificios como el del Archivo Municipal en el antiguo Colegio de la Calle León (450.000 euros), cerrar todo el perímetro de la AB-20, 13 desdoblamientos como el del puente de acceso a Campollano, la construcción de 130 viviendas públicas de 90 metros cuadrados o de 35 escuelas infantiles, la instalación de césped artificial de alta calidad en 55 campos de futbol, como los acometidos en el Carlos Belmonte, el asfaltado de 550.000 metros cuadrados de calles, el equivalente a 100 campos de futbol, o la sustitución de adoquines para una superficie de aceras de 200.000 metros cuadrados.

Advertisement

El concejal ‘popular’ ha reiterado el interés del Partido Popular por recuperar un edificio tan emblemático como el del Banco de España para uso y disfrute de los albaceteños, asegurando que esto no significa que apruebe la adquisición del inmueble a cualquier precio y en contra de los intereses de la ciudad y de los albaceteños, tal y como ha hecho el Equipo de Gobierno con la aprobación del expediente de adquisición directa del edificio el pasado 20 de mayo, de forma precipitada y en contra de todos los grupos políticos de la oposición y de parte del Equipo de Gobierno, “para poder justificar el cumplimiento de un punto del pacto de gobernabilidad entre el PSOE y Ciudadanos”.

Alberto Reina ha criticado que el Equipo de Gobierno haya aceptado la oferta de venta presentada por la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio por un importe de 3,3 millones de euros, ya que supone 535.000 euros más de su valor real de tasación, que la propia SEGIPSA lo sitúa en 2,7 millones de euros, “jugando de este modo con el dinero de todos los albaceteños de un modo irresponsable.

El concejal ‘popular’ ha preguntado “quiénes han sido los brillantes defensores de los intereses de los albaceteños en esta negociación, pagando más de 535.000 euros de su valor de tasación a un propietario que reduce sus gastos al librarse del inmovilizado y además no considera rentable la reforma del inmueble para uso de sus propias actividades que actualmente mantiene en arrendamiento ni ha tenido ninguna oferta de compra en los últimos 20 años”, recordando que, tal y como reconoce el concejal de Ciudadanos, Arturo Gotor, “no han podido obtener una situación ventajosa de la conjunción de las administraciones que ustedes vendieron a la firma del pacto”.

Reina ha explicado que el objetivo que persigue el Partido Popular con esta moción es impedir la compra del edificio del Banco de España en las condiciones actuales establecidas porque, además del precio elevado por el que se ha adquirido el inmueble, el Equipo de Gobierno ha llevado a cabo este proceso sin tener en cuenta sus usos, sin saber los costes de rehabilitación, los de mantenimiento y personal que tendrán estas nuevas dependencias ni los de adaptación de los citados usos y tampoco en cuánto se incrementará el gasto municipal una vez esté remodelado y se conozca su destino, los cuales tendrán que estar reflejados en los presupuestos municipales futuros.

En este sentido, desde el Partido Popular han criticado la urgencia con la que el Equipo de Gobierno ha llevado a cabo el expediente de compra, tras cinco meses de inacción y de espaldas a los grupos de la oposición, así como el hecho de que no haya emitido un informe sobre las responsabilidades que se asumen al comprar el inmueble y cuáles serán los gastos de mantenimiento que, sin tener un uso y antes de la posible reforma, empieza a asumir el Ayuntamiento, recordando que tampoco ha definido las necesidades municipales y ciudadanas a las que responde la adquisición de este edificio ni cómo se compaginará esta compra con la totalidad de obras de patrimonio municipal que el Consistorio albaceteño está realizando y en breve finalizará.

Alberto Reina ha pedido al nuevo alcalde, al señor Sáez, que se siente con todos los grupos de la oposición, como dijo en su discurso de investidura, para proteger los intereses de los ciudadanos de Albacete desde el consenso y el diálogo, asegurando que “tiene una buena oportunidad de demostrar con hechos sus palabras”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here