El Ayuntamiento de Albacete ha renovado, por un periodo de tres años, la cesión del local que, situado en la calle Almería de la capital, en el barrio San Pablo, sirve de sede a la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Albacete, (Aralba), permitiendo a esta entidad llevar a cabo diferentes actividades, tanto con enfermos como con familiares, encaminadas a trabajar en la recuperación de distintas adicciones relacionadas con el consumo de alcohol, cannabis o cocaína y con la ludopatía.

Se trata de una aportación que, sumada a la subvención anual que el Ayuntamiento otorga a Aralba, dentro de su convocatoria de prevención de adicciones, va en la línea del cumplimiento del propósito del Consistorio de «colaborar con la atención de aquellos albaceteños y albaceteñas que lo necesitan, tratando de mejorar la calidad de vida de personas con problemas derivados del consumo de drogas», tal y como ha señalado la concejala de Atención a las Personas, Juani García, según ha informado el Ayuntamiento albaceteño en nota de prensa.

Por su parte, Ana Luisa García, presidenta de Aralba, ha comentado que el número de personas atendidas desde esta asociación «va en aumento», una tendencia que se aprecia especialmente en «casos de gente joven con problemas de ludopatía asociada al juego online», y ha explicado que «la mayoría de los enfermos son politoxicómanos» porque los diferentes consumos de «alcohol, cannabis, cocaína e, incluso, el juego, suelen estar relacionados». Además, ha señalado que, aunque entre los usuarios y usuarias de la asociación predominan los hombres, están notando «un aumento constante de llegada de mujeres, pese a que ellas suelen tener un perfil de consumo diferente y, bien por estigma social o porque consumen a solas, es menos frecuente que acudan a la asociación».

A lo largo del mes de julio, la asociación realizó nueve nuevas acogidas de enfermos y siete acogidas de familiares y a lo largo de este año se han realizado un total de 33 nuevas acogidas de enfermos y enfermas y 21 acogidas de familiares.

Desde que comenzó la pandemia, en Aralba adaptaron su actividad al formato online, algo que, ha explicado García, no van a abandonar porque han percibido que «repercute de manera muy positiva en usuarios de los pueblos de Albacete, que tienen que desplazarse». Así, en estos momentos, entre la modalidad telemática y la que llevan a cabo en la sede de manera presencial, Aralba presta atención activa a 75 usuarios y usuarias.

Entre las actividades que se llevan a cabo de manera presencial, en el local cedido por el Ayuntamiento, así como de manera online, destacan las terapias para enfermos y enfermas y para familiares, así como diferentes talleres específicos en los que se trabaja la autoestima o la prevención de recaída. Para ello, Aralba cuenta con un total de nueve coordinadores de grupos que realizan su trabajo de manera voluntaria y con una psicóloga como única profesional asalariada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here