El hombre de 41 años de edad acusado de extorsionar y abusar sexualmente de tres menores, con los que, según la acusación, mantuvo relaciones sexuales a cambio de dinero y cocaína entre 2016 y 2019, ha negado este lunes los hechos en el juicio que ha tenido lugar en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete, donde ha asegurado que «no paga nunca por sexo».

El procesado, J.L.A.G., ha negado las acusaciones, asegurando que nunca les ofreció alcohol ni cocaína y que tan solo mantuvo relaciones sexuales en una ocasión con uno de los menores, nacido en 2004, y a raíz de la insistencia de este, quien le dijo, según su declaración, «que no se preocupara, ya no podía pasarle nada si mantenía relaciones con él», dando a entender que tenía edad suficiente.

Según el acusado, el propio menor le había dicho que «quería irse a vivir con él cuando cumpliera 18 años». Un deseo que ha confirmado el menor, que ha señalado que las relaciones fueron consentidas. «El sexo lo hacía porque yo quería», ha afirmado, aunque sí que ha asegurado haber recibido 20 euros por cada felación. «Me daba dinero como contraprestación de felaciones», ha señalado, apuntando que eso «ocurrió dos o tres veces». «Mis padres a veces no me daban el dinero que necesitaba y acudía a J.L.A.G.», ha añadido.

Hechos similares que denuncia el tercero de los menores, nacido en 2005, quien asegura haber mantenido relaciones sexuales con penetración en tres ocasiones con el acusado, que le había prometido 120 euros a cambio, una cantidad que, según el joven, nunca le llegó a entregar. «Accedí a las relaciones por miedo a que contara lo ocurrido la primera vez a personas que teníamos en común».

Algo que el acusado niega en rotundo, señalando no haber mantenido contacto con el menor, al que tan solo conocería por una persona en común.Asimismo, otro de los denunciantes ha declarado haber recibido cocaína a cambio de masturbarle, asegurando haber visto vídeos e imágenes de su amigo con el acusado, vídeo que habría sido grabado por el propio menor.

Donde si han coincidido los tres jóvenes ha sido en haber consumido alcohol, marihuana y cocaína en la vivienda del acusado, a pesar de la negativa de este, que asegura que tras haber pasado por Proyecto Hombre solo tiene refrescos y que, de consumir cocaína, lo hacía a escondidas.

Unos hechos que la Fiscalía considera que son constitutivos de tres delitos de corrupción de menores por los que piden 15 años de prisión, así como la prohibición de aproximarse a los tres menores a menos de 500 metros durante 10 años.

El Ministerio Fiscal también solicita la pena de 30 años de prisión por tres delitos de abuso sexual, 14 años por un delito continuado de abuso sexual, ocho años por un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño a la salud y cinco años por un delito de pornografía infantil.

Asimismo, el acusado deberá indemnizar a los menores en la cantidad de 3.000, 20.000 y 30.000 euros, respectivamente, por los daños morales causados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here