El trabajador de 25 años de edad que resultó herido este domingo tras precipitarse a una balsa de agua hirviendo de una empresa alcoholera en La Puebla de Almoradiel (Toledo) está estable dentro de la gravedad, con un 30% de la superficie corporal quemada.

Según han precisado fuentes del Hospital Universitario de Getafe, donde se encuentra ingresado, las quemaduras son superficiales, aunque ocupan una parte importante de su cuerpo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here