El alcalde de Azuqueca de Henares (Guadalajara), José Luis Blanco, tiene muy claro que «de esta crisis hay que salir sin dejar a nadie en el camino» y se muestra convencido de que, a partir de ahora, se valorará más a las personas mayores, «las grandes víctimas de esta pandemia» de coronavirus.

«La mejor medida social para cualquier persona es proporcionarle un puesto de trabajo», ha aseverado. Para ello, el alcalde va a poner en marcha un decálogo que pasará por la adaptación del presupuesto municipal, duplicar el Plan Extraordinario de Cohesión Social, reforzar la ayuda a domicilio, incrementar la promoción económica e iniciativas de reciclaje profesional.




A ello unirá el apoyo al empleo de mujeres y jóvenes, el asesoramiento a pymes y autónomos y se apostará de lleno por un plan de refuerzo escolar y un programa de apoyo psicológico para quien lo necesite.

El alcalde de Azuqueca de Henares ha situado el peor momento de esta alerta sanitaria en «el día del primer fallecimiento» aunque ha reconocido que a lo largo de este confinamiento ha habido «muchas y dolorosas primeras veces».




Así, ha hecho referencia al primer positivo entre la plantilla municipal pero también a la primera persona mayor fallecida o al primer relato «desgarrador» de un familiar contándole el dolor de la pérdida de un ser querido sin poder despedirse, todas ellas experiencias «empapadas de mucha tristeza», ha reseñado.

«SALDREMOS SI COLABORAMOS TODOS»

Para Blanco, la actitud de la ciudadanía azudense está siendo ejemplar, más si se tiene en cuenta que Azuqueca es el municipio de la provincia que hace frontera con la comunidad de Madrid, donde «se han vivido episodios dramáticos», y sin embargo, han conseguido «poner una barrera al contagio masivo».




El regidor del segundo municipio en número de habitantes de esta provincia ha valorado el «esfuerzo» de los azudenses al «quedarse en casa, echando de menos muchas cosas y dando ejemplo a unos pocos energúmenos que, de forma reincidente, se creen que esto es un juego».

«Saldremos de esto si seguimos colaborando todos», ha sugerido José Luis Blanco, para quien en este camino ha de dejarse atrás el individualismo en pro del interés colectivo.


Vinícola de Tomelloso


Y aunque «lo virtual está muy bien, nada tiene que ver con los abrazos reales, las conversaciones cara a cara o los cafés compartidos», ha subrayado, convencido de que no es el momento de ningún rifirrafe ni de marcar fronteras administrativas, por lo que ha pedido ir de la mano y «dar la talla» por el bien común.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí