El análisis realizado el 12 de agosto en las aguas residuales de la depuradora municipal de Cuenca para la detección precoz de COVID-19, enmarcado dentro del estudio desarrollado por el Gobierno de España, ha vuelto a dar negativo al no detectar material genético del coronavirus SARS-CoV-2.

Cuenca es una de las treinta ciudades españolas que participan en el proyecto de vigilancia de aguas residuales como indicador epidemiológico para un sistema de alerta temprana para la detección precoz de Covid-19, desarrollado a nivel nacional por el Gobierno de España. El objetivo de este estudio es disponer de información sobre la posible presencia de material genético de este virus con el fin de tomar medidas frente a posibles rebrotes, según ha informado el Consistorio conquense en nota de prensa.

Este estudio consiste en la toma de muestras semanales de las aguas residuales para la detección de material genético del virus sin capacidad infectiva, permitiendo con ello discriminar si hay un brote y, en tal caso, saber a qué zona de la ciudad afecta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here