Una gran tormenta de granizo ha pasado sembrando el pánico en Ciudad Real capital al caer en pocos minutos piedras de granizo del tamaño de una pelota de golf, que han ocasionado importantes daños en coches y viviendas.

El granizo ha golpeado con fuerza ramas de arboles, ha reventado lunas de coches e incluso algunos cristales de viviendas.

La cantidad de agua y granizo caída ha provocado la inundación de algunas calles de la ciudad.

En un primer momento no ha habido que lamentar daños personales y tanto bomberos como Policía Local se encuentran valorando los daños causados.

Según fuentes del 112 hasta las 19:00 horas se han producido 29 incidentes en la provincia de Ciudad Real, principalmente por achiques de agua y caída de ramas, árboles o elementos urbanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here