La red de recursos de acogida para mujeres víctimas de violencia de género de la región atendió el pasado 2019 a un total de 334 mujeres y 349 menores de edad, mientras que los 84 centros de la mujer de Castilla-La Mancha atendieron 105.571 consultas, de las que 21.382 estuvieron relacionadas con violencia de género.

Así lo ha explicado este martes la directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado, durante la celebración de la Comisión de Igualdad del Parlamento autonómico, en la que ha detallado el informe correspondiente al pasado año sobre la Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género.

Advertisement

Callado ha remarcado el seguimiento que desde los recursos puestos en marcha por el Gobierno regional se hace de las víctimas de violencia de género desde que piden ayuda, que finaliza con la ayuda para procurar una vivienda digna a estas mujeres y, desde el pasado año, también con un programa de acompañamiento para apoyar que tengan una «vida normalizada».

Además, ha reseñado también, en referencia al papel de los centros de la mujer, su labor a la hora de realizar actuaciones fuera de los propios centros, con 4.505 acciones en diferentes localidades castellanomanchegas y otras 1.059 en centros educativos de la región, llegando a un total de 396.483 personas.

En cuanto a la atención telefónica, Callado ha comentado que el número 900 100 114 -Servicio de urgencia ante malos tratos- atendió 6.555 llamadas, de las que el 72% se hicieron por parte de las propias mujeres víctimas de estos malos tratos. Mientras, el teléfono 016, servicio del Ministerio de Igualdad, recibió 2.396 llamadas de víctimas castellanomanchegas, y el servicio de emergencias 112 atendió otras 3.300 llamadas relacionadas con la violencia de género, de las que el 42% se hicieron por estar sufriendo o haber sufrido agresiones físicas.

Además, en cuanto a la seguridad, ha desarrollado que entre el servicio telefónico de atención y protección, de ámbito estatal pero gestionado por la Comunidad Autónoma, y los dispositivos de localización inmediata se ha brindado protección a 853 mujeres, 742 usuarias del servicio telefónico y 111 de los dispositivos de localización.

De otro lado, la directora ha recalcado la importancia de los programas de atención psicológica que mantiene el Ejecutivo castellanomanchego, tanto el programa de atención a menores víctimas de violencia de género, del que se han beneficiado 184 niños y niñas, como el Programa Contigo para mujeres mayores de 18 años, en el que se ha atendido a 73 mujeres.

AYUDAS ECONÓMICAS

En el ámbito socioeconómico, Callado ha mencionado la variedad de ayudas para todas las mujeres víctimas de violencia de género, como las de solidaridad, las sociales o las ayudas a la autonomía, así como las becas ‘Leonor Serrano’ para cursar estudios universitarios, de las que se han concedido 12, o las ayudas a menores en situación de orfandad, que llegaron a once niños por valor de 36.000 euros.

También ha citado las ayudas al alquiler, que han recaído en 107 mujeres por 180.000 euros, o el programa de inserción laboral, con cinco millones de euros que han beneficiado a 686 mujeres, así como los cursos de formación para el empleo, la atención de tutores en oficinas de empleo, el Programa DANA, el Programa Adelante o el convenio con la FEMP para la realización de un programa formativo en igualdad y prevención de la violencia de género.

CAMPAÑAS DE SENSIBILIZACIÓN

De otro lado, Callado ha explicado las acciones de sensibilización, divulgación y prevención que se llevaron a cabo en 2019, divididas en siete líneas para contribuir a erradicar todo tipo de violencia, sensibilizar y concienciar sobre esta. En ellas se invirtieron 1,3 millones de euros, un 98% más que el año anterior, que permitieron realizar 222 proyectos.

También ha mencionado el inicio del segundo plan estratégico para la igualdad, con 371 planes que han llegado a casi 120.000 alumnos con una inversión de casi un millón de euros, así como la gira teatral didáctica ‘Don Juan. La sombra de Inés ensangrentada’, que llegó a más de 2.000 alumnos.

Igualmente, en el ámbito docente, junto a la Consjería de Educación, Cultura y Deportes se han llevado a cabo ocho parquetes formativos con los que se han formado 329 docentes.

De igual modo, ha hecho referencia a las 51 emisiones pedagógicas de la cuarta edición de la campaña ‘Sin un sí, es no’, que llegaron a 48 localidades de la región, con un impacto directo en más de 7.000 personas, y también a las campañas específicas contra la trata y los juguetes sexistas.

Además, se han llevado a cabo protocolos de formación en violencia de género e igualdad para profesionales de la red de recursos para estas mujeres, profesionales de la Junta y personal de bibliotecas públicas, la Escuela de Protección Ciudadana y profesionales de distintos ámbitos.

Asimismo, ha citado también la cátedra de investigación ‘Isabel Muñoz Aravaca’, conveniada con la Universidad de Alcalá y cuyos «primeros frutos» han sido dos proyectos de investigación iniciados por esta universidad.

En cuanto a la biblioteca digital ‘Maleta violeta’, ha explicado que están suscritos 40 centros educativos castellanomanchegos y están disponibles para 13.000 alumnos, con más de 1,5 millones de contenidos digitales.

Finalmente, Pilar Callado ha querido remitir a la Comisión algunos datos facilitados por el Consejo General del Poder Judicial y la Delegación del Gobierno, entre los que destacan las 5.862 denuncias recibidas por los juzgados de violencia de género, las 1.400 órdenes de protección y 3.818 medidas cautelares impuestas por los jueces y los 7.833 procedimientos penales iniciados.

GRUPOS POLÍTICOS

Por parte de los grupos políticos, el parlamentario de Cs David Muñoz Zapata ha considerado que el informe no contiene objetivos cuantificables ni un apartado de evaluación para ver si estos objetivos se han cumplido o no, lo que impide conocer el impacto de las políticas del Instituto de la Mujer.

Muñoz Zapata ha reprochado a Callado que «no puede ser todo siempre una cuestión de intangibles» y ha demandado «algo que demuestre que el presupuesto del Instituto de la Mujer vale para algo». «Los eslóganes están muy bien y es una de las partes de cualquier campaña de sensibilización, pero al final con la violencia de género se acabará con políticas públicas y con una labor de evaluación», ha añadido.

Mientras, la diputada ‘popular’ María Roldán ha pedido «más implicación» al Gobierno regional con la violencia de género, asegurando que el Ejecutivo «vive en otra realidad paralela» respecto a este tema y su labor «deja mucho que desear».

Para Roldán, algunos datos son «esperanzadores» pero «otros son demoledores», como los porcentajes de ayudas concedidas con respecto a las solicitadas, poniendo como ejemplo las ayudas sociales, con un 35% de concesiones con respecto a las solicitudes, «un porcentaje muy bajo». «Me preocupa que estos criterios sean tan restrictivos y que dejen fuera a ese alto porcentaje de las ayudas solicitades. Todos los recursos y toda nuestra defensa para que no haya ninguna mujer que se quede sin ayuda debería ponerse en marcha», ha apostillado.

Finalmente, la diputada socialista Charo García Saco ha felicitado al Gobierno regional y al Instituto de la Mujer por su «compromiso, trabajo e implicación» con las políticas transversales para intentar eliminar la violencia de género.

García Saco ha resaltado algunas medidas como las relativas a la educación, poniendo de manifiesto la «importancia de la educación para eliminar la discriminación», así como las campañas de prevención, «fundamentales» especialmente entre la juventud, o el seguimiento de todos los recursos a todos los casos «para que una mujer nunca esté desatendida».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here