El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha propuesto al sector empresarial de la región un “compromiso y un contrato social” para elaborar un diseño en común de cómo repartir los 4.000 millones de euros de fondos europeos para la reconstrucción que estima que pueden llegar a la Comunidad Autónoma.

Primero en un acto público en Illescas y posteriormente en un encuentro con empresarios desde Toledo, se ha comprometido igualmente a la realización de la operación de iniciativa público-privada “más importante de la historia”.

En este sentido, ha señalado que el planteamiento hacia los empresarios por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha es que “va a haber mucho dinero” y que pretende que la región sea la que más proyectos presente y “la que más trozo coja del pastel”.

A ello ha añadido que el Ejecutivo castellanomanchego necesita a los empresarios. “Nosotros os necesitamos”, les ha espetado, para señalar que “el grueso” de lo que va a venir de Europa será condicionado a gastarlo en colaboración con la empresa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here