El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha avanzado este martes que el Ejecutivo regional va a empezar a usar centros residenciales de mayores de nueva construcción que aún no hayan empezado a funcionar, «por si fueran necesarios» como centros de apoyo a los hospitales de la región.

Así lo ha indicado Martínez Guijarro en la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha celebrado este martes.

El vicepresidente ha anunciado que el primer centro de estas características será el de Villacañas, que sin llegar a abrir sus puertas para acoger a mayores, de forma inmediata va a pasar a ser centro de respaldo del Hospital ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan, dada la presión asistencial que está soportando como consecuencia de coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here