El Auditorio Municipal acogió ayer la representación teatral de “Ni pobre, ni rico, sino todo lo contrario”, un texto de Miguel Mihura, que puso en escena el Grupo de teatro del Colegio de la Abogacía de Albacete, “El Otrosí”, con la singularidad de que cada uno de los actores fue traducido a la lengua de signos sobre el escenario.

De esta forma, la representación se hizo accesible a personas con discapacidad auditiva. De hecho, esta función se representó a beneficio de Aspas, la Asociación de Padres y Amigos de Sordos, un gesto que agradeció emocionada la presidenta de Aspas, Mari Carmen Cebrián.

El alcalde de Albacete, Vicente Casañ, y la concejala de Atención a las Personas, Juani García, asistieron a esta representación teatral, apoyando con este gesto tanto la labor de ASPAS, como la vertiente cultural del Colegio de la Abogacía, presente a través de su decano, Albino Escribano.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here