La representaci√≥n de ayer de El Castigo sin Venganza de Lope de Vega en el Festival Internacional de Teatro Cl√°sico de Almagro supuso la despedida en la direcci√≥n de la Compa√Ī√≠a Nacional de Teatro Cl√°sico de su actual directora Helena Pimenta, cerrando un ciclo que comenz√≥ con aquella inolvidable versi√≥n de La vida es sue√Īo interpretada por Blanca Portillo que abri√≥ el Festival de Almagro de 2012.

La directora vi√≥ finalizar desde detr√°s del patio de butacas la d√©cima y √ļltima representaci√≥n de El Castigo sin Venganza en la sede oficial de la compa√Ī√≠a en el Hospital de San Juan de Dios en Almagro, que desde este a√Īo se llama con todos los honores Teatro Adolfo Marsillach.


Vinícola de Tomelloso

En su √ļltimo d√≠a como directora de la CNTC acudi√≥ por la ma√Īana al encuentro ‚ÄėBerenjenas con queso‚Äô donde se reconoci√≥ su labor y se convirti√≥ en embajadora del Festival y de la berenjena de Almagro. Una intensa jornada que termin√≥ en el escenario por todo lo alto con¬† ‚Äú¬°Oh, padre!, ¬Ņpor qu√© me matan?‚ÄĚ / ‚ÄúEn el tribunal de Dios, / traidor, te dir√°n la causa.‚ÄĚ, sustituyendo la moralina final de Lope de Vega por un impactante adagio con aires de Semana Santa y Pasi√≥n.

Una tragedia de Lope de Vega que ‚Äúoculta una profunda reflexi√≥n sobre el poder, la justicia, la responsabilidad, el amor y el deseo‚ÄĚ, en las propias palabras del programa de mano. Palabras que ayer ten√≠an un regusto especial por cuanto representaba esta funci√≥n.


Lokinn

El Castigo sin Venganza no ha sido el montaje m√°s redondo de estos a√Īos al frente de CNTC pero s√≠ contiene mucho de lo bueno que ha tenido esta etapa. Una est√©tica monumental, un vestuario atemporal, una atm√≥sfera con vida propia y un atrezzo en el que cada objeto tiene una personalidad arrolladora. En El Castigo sin Venganza el trono-silla de barbero se convierte en protagonista absoluto de la tragedia. Un trono ensangrentado que parece arrastrar el alma de un imponente Joaqu√≠n Notario, una plataforma circular de madera que cual rueda de la fortuna es capaz de convertir en pesadilla cualquier sue√Īo o un espejo que nunca refleja la realidad que quisi√©ramos.

Todo adquiere una nueva dimensi√≥n en esta d√©cima funci√≥n, la √ļltima de Helena Pimenta al frente de la CNTC en Almagro. Quiz√°s ma√Īana sea igual, pero no esta noche, porque esta noche todo se ve a trav√©s de un espejo distinto.

Texto: José An. Montero
Fotografía: Sergio Parra (CNTC)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí