El concejal popular, Alberto Reina, ha informado de la moción que el Grupo Popular presentará al próximo Pleno del Ayuntamiento, correspondiente al mes de octubre, para impulsar una importante reducción impositiva, a realizar durante 2020 y 2021, que “alcanzará a todos los niveles de la sociedad, especialmente a aquellos colectivos más vulnerables, y mejorará la actividad económica de Albacete”, con el objetivo de “devolver a los ciudadanos los esfuerzos realizados en los últimos años”.

Alberto Reina ha explicado que lo que propone el Grupo Popular es la reducción de los impuestos sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, conocida como plusvalía, vehículos de tracción mecánica, actividades económicas, construcciones, instalaciones y obras (ICIO), así como determinadas tasas y precios públicos por prestación de servicios municipales de orden urbanístico, en sintonía con la moción presentada en el pasado Pleno, en la que se proponía la reducción del Impuesto de Bienes Inmuebles, y con el camino iniciado por el Partido Popular durante la pasada Corporación Municipal en la que aplicó importantes bajadas impositivas “hasta donde nos permitieron los demás grupos políticos”.

El concejal popular ha explicado que lo que plantea el Grupo Popular es “una reforma integral del sistema tributario municipal para hacerlo más justo, equitativo”, profundizando con criterios sociales en aquellos tributos en donde la normativa reguladora lo permite para que “Albacete siga siendo una de las ciudades de España con una menor presión fiscal para el ciudadano”.

Concretamente, Alberto Reina ha señalado que la moción propone reducir entre los años 2020 y 2021 un 10 por ciento el Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, que afectará a casi todo tipo de vehículo.

Advertisement

En cuanto al Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, la conocida ‘plusvalía’, el concejal popular ha asegurado que es “un tributo gravoso para los ciudadanos”, que en casos como la transmisión por causa de muerte de un bien de primera necesidad, como es la vivienda habitual, resulta “especialmente injusto”, ya que pueden generarse situaciones de dificultad a la hora de aceptar la herencia.

Con el objetivo de aliviar la carga fiscal que sufren los ciudadanos con el impuesto de plusvalía, Alberto Reina ha explicado que la moción propone el establecimiento de un único tipo de gravamen para todas las transmisiones de bienes, que se fijará en el actual tipo mínimo del 23,52 por ciento, que es el tipo más bajo que ahora tiene el Ayuntamiento, con independencia del periodo durante el que se ha generado el incremento.

Algo que, según ha explicado el concejal del Grupo Popular, supondrá un descenso de entre el 4 y el 20 por ciento para los incrementos generados entre uno y 20 años.

Además, Alberto Reina ha señalado que la moción solicita que las transmisiones del domicilio habitual entre familiares directos originadas por causa de muerte queden prácticamente exentas, pasando la bonificación del 60 al 95 por ciento, así como la creación de dos nuevas bonificaciones del 50 por ciento en las transmisiones, por causa de muerte, de otros inmuebles distintos al domicilio habitual aplicables a colectivos especialmente vulnerables (personas con discapacidad, parados de larga duración mayores de 50 años, pensionistas, mujeres víctimas de violencia o familias numerosas) y a las viviendas que se destinen al programa ‘Tu ciudad alquila’.

En opinión del concejal del Grupo Popular, “ante los datos que constatan una desaceleración, las administraciones públicas deben tomar medidas preventivas y de reforma para que nuestras empresas sean más competitivas y estén preparadas para los retos que se avecinan”

Por este motivo, la moción del Grupo Popular propone una reducción general del 10 por ciento en el Impuesto sobre actividades económicas, que afectarían a 2.000 empresas de la capital, sobre instalaciones, construcciones y obras, así como las tasas municipales que gravan la prestación de servicios municipales de orden urbanístico para “estimular la actividad económica, incrementar la capacidad de inversión y la contratación laboral en empresas y autónomos, mediante el establecimiento de tipos impositivos más bajos que atraigan a la ciudad proyectos que generen empleo y riqueza”.

Alberto Reina ha afirmado que “nos podemos permitir plantear ahora esta moción gracias a la situación económica del Ayuntamiento, ya que hemos cerrado con superávit desde hace siete años y en el año 2018 alcanzó los 10 millones de euros”.

Resultados que, tal y como ha asegurado el concejal popular, han sido gracias a “la eficiencia en gasto y a unos buenos datos de recaudación en todos los tributos”, como por ejemplo la plusvalía, ya que en los últimos dos años se han liquidado 2,3 millones de euros más respecto de lo que se había presupuestado a principios de año, lo que supone para el año 2018 un 45,8 por ciento más de recaudación, sin olvidar que para 2019 se estima un exceso sobre lo presupuestado, dado que a fecha actual ya se han superado las previsiones de recaudación para todo el ejercicio.

Advertisement

Alberto Reina ha señalado que “en el Partido Popular creemos que la política fiscal debe dirigirse a que los ciudadanos tengan mayor renta disponible, fomentando con ello el consumo de las familias y la inversión empresarial, lo que a su vez derivará en un incremento de la actividad económica”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here