Este medida, propuesta por la concejalía de Educación, generó controversia entre los diferentes partidos que buscaron ampliar el horario laboral -propuesta que realizó ACM-, o definir más detalladamente las tareas a realizar como las posibles salidas del centro o la supervisión de botiquines, sugerido por UPyD. Por su parte, el Partido Popular propuso añadir un artículo que cumpla con la ley de protección a la infancia por la que se acredite mediante un certificado que los conserjes carecen de antecedentes de delitos relacionados con menores o sexuales, que fue aceptado por el pleno.

El nuevo Reglamento ha sido redactado contando con otros de similares características y manteniendo reuniones con los directores de los centros educativos para solucionar sus necesidades y atender sus sugerencias. Las tareas se desarrollarán en jornadas laborales de cuatro horas, que varían en función de las necesidades del centro, tal y como señaló la portavoz del Grupo Socialista, Beatriz Labián, que recordó que esta medida va en línea de su apuesta por la educación de calidad, que incluye la construcción del nuevo Colegio Divina Pastora, la ampliación de la Residencia de Mayores Los Jardines, la puesta en marcha de huertos escolares, la construcción del salón de actos del IES Azuer o el hecho de haber doblado la partida de becas para material escolar e incrementado las subvenciones a las AMPAS, entre otros.

Julián Nieva lamentó que este Reglamento no se aprobara por unanimidad por “protagonismo” y querer dar más de lo que “se pide desde los centros educativos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí