El movimiento ‘Queremos saber la verdad del Puy du Fou’, ha indicado que como «desgraciadamente era de esperar», la Viceconsejería de Medio Ambiente ha sido «forzada» a resolver favorablemente la Declaración Estratégica de la Modificación Puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Toledo, «llamada a dar cabida al parque temático».

En una resolución «indigna y que habla muy mal de los mecanismos administrativos por los que se rige la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en su toma de decisiones», la Declaración Ambiental Estratégica hace «caso omiso de las alegaciones presentadas y da por buenas las falsedades e irregularidades que arrastra el proyecto de parque temático», según ha informado el movimiento en un comunicado.

Pero «las presiones» que, a su juicio, ha recibido la Viceconsejería de Medio Ambiente «no justifican, ni pueden servir de excusa, para que en un ejercicio irresponsable e injustificable desde el punto de vista técnico, jurídico y administrativo se haya dado lugar a una resolución tan mal hecha y que acumula más irregularidades al procedimiento».

Para dar salida a su resolución la Viceconsejería de Medio Ambiente ha debido «batir un récord» en la valoración de alegaciones, ya que el plazo acabó el 2 de octubre. La resolución se firma el 23 de octubre aunque se publica el 25 y en un total de 21 días, de los cuales sólo 14 eran laborables, «le ha dado tiempo a leer, estudiar y contestar los 63 escritos presentados por distintas entidades y organismos. Simplemente inaudito, simplemente increíble».

Para el movimiento, la Viceconsejería «tenía ya escrita su resolución antes de recibir y estudiar las alegaciones» y «ni siquiera ha detectado ni analizado como es debido las nuevas consideraciones presentadas en este segundo periodo de información pública».

Según han destacado desde ‘Queremos saber la verdad del Puy du Fou’, la Viceconsejería «se pone de perfil en aspectos muy relevantes», como la compatibilidad de los nuevos usos del suelo en un ámbito urbanísticamente protegido con la legislación básica estatal o «la ilegalidad» que representa usar la concesión de agua del Ayuntamiento de Toledo para una actividad terciaria en suelo rústico.

También deja pasar el hecho de que no está aprobada la Modificación Puntual número 29, y que la resolución de la misma pueda afectar a Puy du Fou. Además, admite por otra parte estudios de alternativas que han ido «mutando desde el planteamiento inicial», datos del proyecto que son «inciertos», como el consumo de agua. O «contradicciones», como la que deriva de la consideración de que el ruido puede afectar a las personas.

El movimiento ha considerado que se le debería «caer la cara de vergüenza tanto al viceconsejero», como a los responsables de los informes en los que se sustenta la misma. No obstante, una vez aprobado este documento, se encuentran «nuevos argumentos a la denuncia de que se está ante un proceso ilegal, alimentado por un trato de favor evidente a la empresa promotora y en el que empiezan a apuntarse eventuales responsabilidades, no sólo administrativas, sino también penales».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here